sábado, 29 de octubre de 2016

LA “GRAN CONSULTA” EN LA ZONA MAYA



 Por Carlos Chablé Mendoza


Nuestras propuestas que se plantearon en dos foros: el foro Aj kanan miatsil yéetel t’aano’ob (Guardianes de la cultura y las lenguas) y el foro Indígenas y Desarrollo, ya fueron entregadas al diputado de distrito, a la presidenta municipal, a la enlace de asuntos indígenas durante la transición y luego a secretarios y subsecretarios estatales de SEDESI, SEDARU, IQM, COJUDEQ, SEYC. Por eso no me extenderé y haré hincapié en tres propuestas que consideramos muy importantes aprovechando la presencia del diputado José Esquivel en este nuevo foro. Me refiero a la necesidad de reglamentar la Ley de Derecho, Cultura y Organización Indígena de Quintana Roo, al rescate del espacio conocido como Expomaya y a la consolidación de nuestra ciudad como capital de la cultura maya en Quintana Roo. 

Así comencé diciendo en mi intervención durante la improvisada plenaria en que se convirtió la mesa 4 sobre Desarrollo Social durante la “gran consulta” para la elaboración del Plan de desarrollo 2016-2022.


Antes de abundar sobre lo dicho les debo comentar que de lo acontecido hoy sábado 29 en las instalaciones del Instituto Tecnológico Superior de Carrillo Puerto hay que felicitar al director del instituto pues supo aprovechar el momento durante la apertura para informar a los presentes de los importantes logros de esta que es nuestra máxima casa de estudios en el corazón de la zona maya. 


El discurso de Julián Ricalde Magaña en el auditorio del ITS se hizo interesante cuando dejó de leer y al mencionar que el gobierno de CJ quiere trabajar para generar la riqueza que permitan a los habitantes de la zona maya arraigarse y prosperar, para acabar con el paternalismo. Luego procedió a inaugurar el foro en representación del gobernador CJ.


Les platicaré de lo acontecido en la mesa cuatro en la que estuvimos varios integrantes del Colectivo Cultural Maya, profesores, profesoras y dignatarios mayas. Lo burocrático del formato usado por los organizadores de la “gran consulta” permite ver dos cosas: que son los mismos de los mismos, como dijo el diputado Chak Mex al referirse a quienes se aferran y quieren seguir en el aparato estatal, o que de plano CJ no cuenta con muchos que desde las diversas secretarias alienten con mejores métodos el tan anhelado cambio. Lo limitado del formato no tardó en ser criticado por quienes estamos acostumbrados a hablar y más aun cuando nuestra casa es sede de un foro.

 
Así, sin mayor mediación hablaron media docena de profesoras y profesoras que plantearon sus quejas y reiteraron sus opiniones ya conocidas en relación a la reforma educativa, los trabajadores de la salud participaron también y los miembros de organizaciones culturales e indígenas hicimos lo propio. Fue Alejandro Castillo, conocido dirigente magisterial, quien dio apertura a la disidencia manifestando su crítica sobre la falta de metodología para la consulta. De ahí en adelante se desbordó la espontánea pero propositiva participación. Todo esto ocurrió luego que Ricalde Magaña y una comitiva pasó a saludar a los participantes en la mesa de Desarrollo Social. Solo el diputado Esquivel permaneció en todo lo que duró la consulta.


Mientras los profesores se expresaban, el general José Isabel Sulub, los compañeros Marcelo Jimenez, José Ma. Uc Cahum, Alfredo Caamal, Hermelindo Be, Francisco Poot y este su servidor, entre otros que compartíamos la mesa, aprovechamos el tiempo asentando en los formatos que nos dieron las principales de las propuestas de nuestros foros mencionados y otras más de los dignatarios. Luego, ante la avalancha de oradores, nos dijimos: pues hablamos también e insistimos en nuestras propuestas. 

Fue así que reiteré lo que les dijimos cuando eran candidatos, lo que les dijimos cuando eran diputado, presidenta y gobernador electo, y lo que ya les entregamos a nuevos titulares de secretarias y subsecretarias mencionadas arriba. 

Animado por la atención prestada por los presentes dije que nada ni nadie obliga a las secretarias estatales y ayuntamientos a obedecer lo establecido en la mencionada ley indígena, así que hay que reglamentarla; que el espacio de Expomaya sigue en el abandono y urge rehabilitar todas sus instalaciones, que hay que crear un fondo que permita reanudar la fiesta cultural de Nuestras Raíces, hacerla cada año sin falta y construir en el gran área disponible un parque ecológico y cultural. Que Carrillo Puerto declarada como capital de la cultura maya de Quintana Roo no ha visto nada especial del gobierno desde que fue hecha la declaratoria hace más de un lustro, que deben crearse ya un fondo y diseñar programas que garanticen su proyección nacional e internacional que permita generar ingresos para la región, así escribí y mencioné.   

Hermelindo Be pidió que se diera una reunión de los representantes de centros ceremoniales mayas y organizaciones culturales e indígenas con los diputados para analizar y llegar a acuerdos concretos para la reglamentación de la Ley de Derecho, Cultura y Organización Indígena así como lo concerniente a la reanudación de actividades del Gran consejo maya.


Los coordinadores de la mesa de Desarrollo Social fueron totalmente rebasados por la participación libre de quienes quisimos hacer uso de la palabra, solo el diputado Esquivel intentó encausar nuestras participaciones, llegar a algunos acuerdos. Por cierto, luego de que nos platicó nuevamente lo que todos sabemos y que ya dijo en campaña, Chak Mex dijo algo que nos llamó la atención cuando se refirió a la gente de la pasada administración que pretende enquistarse en algunas dependencias del nuevo gobierno estatal y referirse a otros “nuevos funcionarios”: cuidado, que pueden ser los mismos de los mismos que quieren seguir haciendo lo mismo. No  soy gobierno, soy diputado al servicio del pueblo. Orale! Suena bonito.


Esperamos que lo reiterado hoy en esta consulta sea retomado e incluido en el plan de desarrollo estatal. Dejamos claro que estamos pendientes, siempre pendientes y que seguiremos rebasando esquemas anacrónicos que limiten nuestra participación. Chen lelo’ 




No hay comentarios:

Publicar un comentario