martes, 24 de julio de 2012

EN EL TIEMPO DE LOS MAYAS… EL CH’A CHÁAK DE LOS CHUNES

15 junio 2012
Carlos Chable’ Hoy, muy temprano, mayas masewales provenientes de diversas comunidades conocida como los Chunes, al norte del municipio de Felipe Carrillo Puerto, se comenzaron a congregar en la iglesia de Chumpóm. Todos llevan sus ofrendas para la ceremonia de Ch’a Cháak, petición de la lluvia. Desde la noche anterior ya tenían listos los guisos que ofrendarán durante todo el día. El Santo Dios que presidirá la ceremonia y recibirá las ofrendas es traído desde Tulum en una peregrinación por la selva maya. Será recibido por masewales integrantes de las compañías religiosas-militares provenientes de pueblos como Chunyah, Chunon, Berriozabal, Trapich, Kancepchen, San José, Francisco May, Francisco I Madero, Tak Chivo y seguramente por el patrón de la Iglesia Maya que esperamos se haya recuperado de sus dolencias. El comandante de Trapich me comenta que durante todo el día se rezará y entregarán las ofrendas y que solo ellos llevaran guisos preparados con 25 pollos para el Jajal Dios. Si tomamos en cuenta que además de los pueblos mencionados se espera que lleguen también gente de los santuarios de Chancah y de Xcacal la congregación será magnifica como magníficas las viandas que llevan al Santo. Son varios días de preparativos, fueron avisados con tiempo. Al margen de las frivolidades citadinas, lejos de lo dicho por otros acerca del fin del baktún y de todo ajetreo electoral, los masewales cumplen con sus ritos ancestrales. La desconfianza es dejada a un lado y cuando le pregunto cómo llegó a ser nombrado comandante de su compañía me dice: fue en la fiesta de la Santa Cruz en Chumpóm hace un mes. Los nojoch mako’ob me llamaron y me dijeron que habían decidido darme el cargo, creo porque ven que participamos y cumplimos con la costumbre. Él es joven, muy joven ante los ancianos, y llama la atención, pero sobre todo anima saber que entre nuestra juventud, aún hay quienes creen, rezan, cumplen y saben que con ello están en comunicación con el Santo Dios, saben que podrán esperar respuesta a sus peticiones y que su fe, esperanza, su espiritualidad tiene sentido. Chumpóm es uno de los santuarios mayas masewales de la región, los visitantes deben saber que ahí no se toman fotos ni se graban audios sin el permiso de los nojoch mako’ob. Así es en las fiestas y así es hoy en la ceremonia de la lluvia, el Ch’a Cháak que como dicen los investigadores Christian H. Rasmussen y Silvia Terán: es una ceremonia que realizan los mayas para avisar a los santos cristianos y deidades mayas que ya se hizo la siembra del santo maíz y que ahora es necesaria su intervención, para que rieguen. Porque ¡sin lluvia no hay cosecha! Si quieres saber un poco más de esta costumbre lee en : http://www.mayas.uady.mx/exposiciones/exp_05.html un trabajo de los investigadores mencionados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario