viernes, 31 de julio de 2009

75 ANIVERSARIO

> Don Felipe Carrillo Puerto.

Este 1 de agosto se cumplen 75 años de que se impuso el nombre de Felipe Carrillo Puerto a nuestro municipio y ciudad. Mediante un decreto publicado en el Diario Oficial del Gobierno Socialista del Estado de Yucatán el 1 de agosto de 1934 se dio a conocer este acuerdo tomado por el Congreso Yucateco el 27 de julio del mismo año, indicó el cronista Carlos Chablé Medoza.

En ese entonces el gobernador de Yucatán era el Lic. César Alayola Barrera y el territorio de Quintana Roo estaba dividido entre ese estado y el estado de Campeche.

El congreso tomó esa decisión como reconocimiento a don Felipe Carrillo Puerto quien fuera gobernante de Yucatán entre 1922 y 1924. Este personaje fue destacado líder campesino y obrero con una trayectoria revolucionaria a favor del pueblo y la cultura maya peninsular, ayudó a los mayas de esta región en la organización de las primeras cooperativas chicleras con el fin de que dejaran de ser víctimas de las compañías extranjeras y de que comercializaran el látex extraído del chicozapote en su beneficio.

Chablé Mendoza recordó que en su larga historia nuestra ciudad ha tenido diversos nombres: fue fundada en octubre de 1850 con el nombre de Noj Kaaj Santa Cruz X Baalam Naj; en junio de 1901, luego de la ocupación por el ejército mexicano, el dictador Porfirio Díaz le impuso Santa Cruz de Bravo; en enero de 1932 siendo ya parte del estado de Yucatán quedó como Santa Cruz y finalmente en un día como hoy, 1 de agosto de 1934, se le comenzó a llamar oficialmente como Felipe Carrillo Puerto.
Bien harían las autoridades correspondientes en celebrar este hecho como parte de la promoción de nuestra historia local e identidad, señaló el cronista.

jueves, 30 de julio de 2009

EL LEVANTAMIENTO MAYA DE 1847 Y DON JACINTO PAT


Por Carlos Chablé Mendoza
Cronista de Felipe Carrillo Puerto

Me tocó recordar y rendir homenaje a Don Jacinto Pat, nació en Tihosuco y fue batab, jefe de los mayas, de esa población. Según la Enciclopedia de Quintana Roo, Pat es un apellido maya antiguo que significa inventar, crear, el que hace cosas con barro o cera. Esta familia gobernó la provincia maya de Ekab, tuvo gran poder y presencia en Cozumel antes de la invasión española. Aj Naum Pat era el jalach uinic de la isla de Cozumel y cuando llegaron los invasores españoles muchos pobladores de esa isla se trasladaron a la península, más de 70 familias con este apellido vivieron en Cochuah, sobre todo en Tihosuco.

En su libro La conjura de Xinum dice el escritor yucateco Ermilo Abreu Gómez que los mayas que estaban al servicio de Jacinto Pat lo llamaban tatich y compartía con ellos los productos y ganancias de la tierra. Era vanidoso pero no egoísta. En sus horas de descanso leía libros que hablaban acerca de la historia de nuestra tierra, leía mucho y tenía fama de aprenderse de memoria pasajes de los escritos de Cogolludo. Admiraba a los héroes mayas que se opusieron a la invasión y conquista.

Del dinero no hacia mayor caso y lo gastaba como si tal cosa. Jamás tuvo la obstinación de acumular tesoros. Es más, decía a sus amigos que la riqueza pone agrio los espíritus. Solo sembraba lo necesario para el sustento de su familia y la gente a su servicio, y sentía profundo desprecio por los mercaderes y traficantes.

Tenía marcadas diferencias con don Cecilio Chí, ya que este priorizaba la guerra y Jacinto Pat además de decidirse por la guerra veía la negociación política como una forma de evitar más muertes y de restablecer la nación maya en su territorio y con gobierno propio. Una cosa los unió fuertemente: eran orgullosos de su origen maya y a toda costa querían librar al pueblo maya de la miseria y la explotación que le imponían los criollos. Eran fieles a su destino y para liberar a su pueblo estuvieron dispuestos a todo hasta perder la vida, como sucedió. Hubo mas como ellos pero no los registra la historia oficial.

En 1848, luego de un avance sostenido y victorioso del ejercito maya rebelde, el gobierno yucateco buscó llegar a un acuerdo de paz y de hecho enviados suyos pudieron dialogar con Jacinto Pat y llegar a importantes acuerdos con el fin de suspender la guerra, estos acuerdos eran: la abolición de la contribuciones personales de los mayas; reducción en el pago por derecho de bautizo y boda en las iglesias; el libre disfrute de los ejidos y terrenos que se consideraban baldíos; cancelación de las deudas, las nojoch cuentas, de los sirvientes mayas en las haciendas; la devolución de los rifles que les habían quitado; la abolición de los impuestos por destilar aguardiente, y una mas muy significativa, el reconocimiento de Miguel Barbachano como gobernador de los tsules y de don Jacinto como gobernador de los mayas. Estos acuerdos llegaron a ser firmados por el gobierno de Yucatán el 19 de abril de 1848.

A partir de estos acuerdos se hubiera podido iniciar una nueva etapa en la resistencia maya en condiciones de cierta igualdad que permitirían la existencia autónoma de la nación maya, pero lamentablemente esta valiosa iniciativa de Jacinto Pat no fue entendida por don Cecilio y otros líderes quienes veían como única alternativa seguir la guerra hasta lograr recuperar la península de Yucatán luego del exterminio o expulsión de los tsules.

Cecilio Chi deshizo estos acuerdos que se conocieron como los acuerdos de Tzucacab y reprendió a Jacinto Pat situación que comenzó a alejarlos.

Aprovecho este momento para recordar a don José María Barrera, el fundador de Noj Kaaj Santa Cruz, un mestizo que durante el apogeo de la guerra junto con Esteban Pat y Juan Justo Yam fueron de los principales seguidores y lugartenientes de don Jacinto Pat. Barrera consideraba igual que Jacinto Pat que podían llegar a establecer acuerdos con el gobierno yucateco para poner fin a la explotación de los mayas. De hecho, José María Barrera participó en la iniciativa de firmar el Tratado de Tzucacab. Aun así, nunca aceptaron la rendición como una alternativa y muestra de ello fue que junto con Marcelo Pat, hijo de don Jacinto, Barrera ejecutó a un batab en Peto que había insinuado la rendición de sus tropas al gobierno yucateco.

La guerra continuó, el ejército maya rebelde llegó a estar a solo 30 kms. de Mérida y por motivos aún no bien clarificados levantaron el cerco y se marcharon, situación que aprovechó el gobierno para iniciar una contraofensiva militar. Jacinto Pat se retiró a Peto y luego a Tabi.

Según la historia escrita por los tsules, la división entre los lideres mayas empeoró y don Jacinto Pat fue asesinado en Holchén a mediados de septiembre de 1849 por Venancio Pec luego de que este lo acusara de quedarse con el botín de guerra y de imponer tributos a los mayas.

Hay quienes dicen que el hubiera no existe, pero si las ideas de negociación política que tenía Don Jacinto Pat hubieran sido consideradas por los demás líderes del levantamiento tal vez la situación en la que viven hoy los mayas hubiera sido también muy diferente.

Mucho tenemos que aprender de estas lecciones dadas por los abuelos, debemos entender que cada uno de ellos: Manuel Antonio Ay, Cecilio Chí, Jacinto Pat, Bonifacio Novelo y José María Barrera jugaron diferentes e importantes papeles en este proceso histórico que comentamos. Resultaría fácil hablar de cada uno de ellos en forma aislada e incluso habrá quien acuse a uno u otro de algún error y que ese error determinó el desarrollo del conflicto.

A cada uno debemos valorarlo como parte de todo un movimiento que tuvo resultados importantes como la existencia de la nación maya masewal con ejercito y gobierno propio por más de medio siglo y que tuvo como capital Noj Kaaj Santa Cruz X Baalam Naj hoy Felipe Carrillo Puerto; la vigencia de nuestra lengua y cultura es otro resultado; y también que esta región maya sea considerada como ejemplo de lucha exitosa contra la invasión, conquista y colonización.

Los mayas son una nación con capacidad de resistir y sobrevivir, así lo han demostrado con su lucha desplegada durante los siglos XIX y XX y aun en este siglo XXI, como dijo hace unos días el antropólogo Jorge Cáceres durante su participación en una mesa redonda celebrada en la Casa de la Cultura de Carrillo Puerto.

Hoy, recordando a estos héroes mayas y en especial a don Jacinto Pat reiteramos lo dicho el año pasado aquí mismo y en esta misma celebración: depende de las nuevas generaciones de mayas, de los hijos más claros de nuestro pueblo, de los estudiosos e intelectuales mayas, hacer una revisión crítica de nuestra historia; lograr el ejercicio de nuestros derechos a la libre autodeterminación y autonomía, al desarrollo integral, justo y con identidad maya, derechos que son medianamente reconocidos en la legislación estatal quintanarroense, en el Convenio 169 de la OIT y más recientemente en la Declaración de la ONU sobre derechos de los pueblos indígenas .

martes, 28 de julio de 2009

NACION MAYA Y LA CELEBRACION DEL BICENTENARIO Y DEL CENTENARIO



F. Carrillo Puerto, Q. R. 28 julio 2009.- Con una invitación a continuar esta iniciativa de abrir espacios para la reflexión acerca del significado para el pueblo maya de la celebración del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución finalizó anoche una mesa redonda organizada por la Casa de la Cultura.
En la misma participaron el licenciado Sebastián Estrella Pool, coordinador del comité de festejos del bicentenario y centenario en el municipio; el antropólogo Mario Baltasar Collí Collí, docente de la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo y el investigador yucateco, Antrop. Jorge Franco Cáceres del CINVESTAV-IPN.
A la mesa redonda titulada “Entre la Independencia y la Revolución: La Guerra de Castas de Yucatán de 1847”, asistieron representantes de instituciones y organizaciones sociales así como público en general interesado en esta etapa de nuestra historia regional que hoy es recordada con actividades artísticas y culturales en Tepich y Tihosuco.
La reflexión fue coordinada por el cronista Carlos Chablé Mendoza y luego de la participación de los ponentes se dio un interesante intercambio de opiniones así como de preguntas de varios de los asistentes.
La Guerra de Castas es, junto con la invasión y conquista, uno de los episodios más desgarradores de la historia de la península de Yucatán. Este 26 de julio se cumplieron 162 años del inicio de esa guerra con el fusilamiento de Manuel Antonio Ay. La guerra culminaría hasta cincuenta años más tarde según la versión oficial de la historia, pero lo cierto es que hasta los años 30 sucedió la última de las escaramuzas en la que mayas rebeldes y ejército federal se enfrentaron en Dzulá, Quintana Roo.
Esta conmemoración tiene una especial importancia en nuestro municipio, lugar en donde se estableció la capital del territorio maya rebelde, la antigua Noj Kaaj Santa Cruz X Baalam Naj, actual ciudad Felipe Carrillo Puerto.
En su participación el lic. Estrella Pool destacó que la Guerra iniciada en 1847 no fue de Castas ni de razas sino que más bien fue en contra de la explotación que sufrían los mayas. - Durante este conflicto los mayas nunca fueron doblegados y tampoco exterminados, agregó.
Por su parte, el antrop. Collí Collí mencionó que la guerra coincidió con los esfuerzos de Porfirio Díaz por instaurar el desarrollo del capitalismo en México y el levantamiento maya fue un obstáculo para ello pues los lideres como Cecilio Chí y Jacinto Pat buscaron evitar a toda costa los daños del capitalismo sobre la población maya que ya era despojada de su tierra por los criollos que la dedicaban luego al cultivo de la caña, del henequén y la ganadería.
E su intervención Franco Cáceres señaló categórico que esta región maya es ejemplo de lucha exitosa contra la invasión, conquista y colonización. Los mayas son una nación con capacidad de resistir y sobrevivir, así lo demostraron con su lucha desplegada durante los siglos XIX y XX y aun en el siglo XXI.
- La independencia y la revolución la interpretan de manera diferente en cada generación pero lo cierto es que la identidad maya masewal es muy diferente a la mexicana, por ello las celebraciones no son compartidas de igual manera, destacó.
El público asistente fue muy participativo y quedó la propuesta a las instituciones y organizaciones sociales de Carrillo Puerto de continuar esta iniciativa llevándola a todos los sectores de la sociedad. El profesor Juan Francisco Montero Medina, director de la Casa de la Cultura, hizo entrega de sus respectivos reconocimientos a los ponentes e invitó a todos continuar la reflexión colectiva sobre los orígenes y consecuencias de la Guerra iniciada en 1847 en el marco de la celebración del Bicentenario y del Centenario.BOLETIN DE LA CASA DE LA CULTURA

EL GENERAL JUAN BAUTISTA VEGA

Olvidado por la autoridades educativas
Por Carlos Chablé Mendoza
Cronista de la ciudad

Falleció en esta ciudad el 28 de julio de 1969 y como homenaje a su memoria la escuela de la comunidad de Chunyah y una colonia de Carrillo Puerto llevan su nombre. Me refiero al general Juan Bautista Vega, personaje importante de nuestra historia regional a quien las autoridades educativas del municipio siguen sin incluir en su calendario de conmemoraciones cívicas.
Ya habíamos mencionado esta grave omisión cuando tampoco recordaron el natalicio del general Juan Bautista Vega que ocurrió el 24 de junio de 1885. Se trata de un protagonista de nuestro pasado reciente que hizo mucho por el establecimiento de la educación en esta región central de Quintana Roo. Pasaron nuevamente las fechas señaladas y no se hace ningún reconocimiento a su trayectoria que contribuyó a forjar el municipio que hoy tenemos.
El general Vega, jefe de los mayas de Chumpóm, solicitó desde 1962 al entonces presidente de la república Adolfo López Mateos la construcción de la escuela secundaria en esta ciudad, esta iniciativa fue retomada luego por un importante núcleo de ciudadanos entre los que se contaban el ingeniero Francisco Esquivel Martín, don Marcial Arana Chablé, el prof. Diego Espinoza Ayora y el mismo don Petronilo Vega Cen , hijo del mencionado general maya.
Destacó por su respaldo al establecimiento de las escuelas en esta región en tiempos en los que en muchas comunidades mayas los maestros no eran bien aceptados ni recibidos. Resulta injusto que los responsables del sector educativo y los organizadores de celebraciones cívicas en el ayuntamiento dejen de recordar a este dignatario maya.
Su labor a favor de la educación tuvo tal relevancia que el jefe del departamento de enseñanza rural a nivel federal, prof. Rafael Ramírez Castañeda, le hizo llegar al general Vega un oficio con fecha del 4 de noviembre de 1931 en el cual lo felicitaba y le agradecía su ayuda prestada a los maestros.
Vega nació en Cozumel y a los 12 años, durante un viaje con su padrastro Ruperto Loría y otras personas a tierra firme, fue capturado por los mayas cruzoob. Tratado como prisionero es llevado a Chumpón. Su conocimiento del español y el saber leer y escribir, lo salvan de ser sacrificado como ocurrió con sus acompañantes. Aprendió la lengua maya, asimiló la cultura y tradiciones de ese pueblo hasta hacerse ayudante de don Florentino Cituk, jefe principal de esa tribu maya. Al morir este jefe maya en agosto de 1915, Juan Bautista Vega llegó a ser secretario de la Cruz y general de ese importante centro ceremonial maya católico.

F. Carrillo Puerto, Q. R. 28 julio 2009.

miércoles, 22 de julio de 2009

ANIVERSARIO 162 DEL INICIO DE LA GUERRA DE CASTAS


Mesa Redonda en la Casa de la Cultura de Felipe Carrillo Puerto

La Casa de la Cultura siempre atenta a los hechos trascendentales que forman nuestra historia e identidad participará en la conmemoración del aniversario 162 del inicio de la Guerra Social Maya misma que tiene siempre una especial importancia en nuestro municipio, lugar en donde se estableció la capital del territorio maya rebelde, la antigua Noj Kaaj Santa Cruz, hoy Felipe Carrillo Puerto.

El profesor Juan Francisco Montero Medina , director de la Casa de la Cultura, indicó que con ese motivo fueron invitados destacados ciudadanos, conocedores de nuestra historia y cultura peninsular, para exponer en una mesa redonda sus puntos de vista acerca de la próxima celebración del bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución a partir de la reflexión sobre los orígenes y consecuencias de la Guerra de Castas iniciada en 1847.

La mesa redonda titulada “Entre la Independencia y la Revolución: La Guerra de Castas de Yucatán de 1847” se realizará el próximo lunes 27 de julio a las 19:00 hrs en la sala de usos múltiples de ese recinto cultural y participarán el licenciado Sebastián Estrella Pool, diputado constituyente y ex presidente municipal de Felipe Carrillo Puerto, hoy coordinador del comité de festejos del bicentenario y centenario en el municipio; el antropólogo Mario Baltasar Collí Collí, promotor cultural , investigador y docente de la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo así como al investigador yucateco, Antrop. Jorge Franco Cáceres. La mesa será coordinada por Carlos Chablé Mendoza.

Mencionó Montero Medina que este mes de julio se cumplirán 162 años del inicio de esa guerra y seguramente la mesa redonda será del interés de la ciudadanía por lo que hizo una invitación a la comunidad carrilloportense para que asista. De esta manera la Casa de la Cultura contribuirá abriendo este espacio para la reflexión sobre este hecho histórico que dejó profunda huella en la península. BOLETIN DE LA CASA DE LA CULTURA

viernes, 3 de julio de 2009

SUCESOS DEL MES DE JULIO


Hace diez años, el 6 de julio de 1999, cientos de campesinos de los ejidos de X-hazil Sur, X-maben, Chancah Derrepente, Mixtequilla y Kopchén iniciaron un bloqueo a la entrada a las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad de esta ciudad como medida de presión para que les paguen sus respectivas indemnizaciones por terrenos afectados, recordó el cronista Carlos Chablé Mendoza.

Haciendo su acostumbrado recuento mensual recordó que desde junio del año anterior los ejidatarios habían iniciado sus gestiones ante el departamento jurídico de la CFE pero que pese a ello la empresa paraestatal no les pagaba la cantidad que les habían ofrecido como indemnización por la afectación a sus tierras.

Destacó también que se cumplirán cinco años del fallecimiento del comandante maya don Marcelino Poot Ek en X-cacal Guardia su muerte acaeció el 15 julio de 2004. Había nacido en San José I y en 1955 el legendario capitán Concepción Cituk le confirió el cargo de comandante del principal centro ceremonial maya de Quintana Roo. Don Maciel, como era conocido, coordinaba las nueve compañías formadas por cientos de indígenas de diversas comunidades, que realizaban sus guardias rotativas para cuidar la Cruz Parlante depositada en dicho santuario desde 1929.

Perteneció al Consejo Supremo Maya de Quintana Roo y entre 1991 y 1992, junto con el general Isidro Caamal Cituk participó en la integración del Consejo Maya Peninsular 500 Años de Resistencia. Enseñó a niños y jóvenes de Tepich la ejecución del maaya paax, pues era también un diestro violinista y percusionista.

Chablé continuó recordando que el 22 de julio de 1935, mediante un acuerdo dictado por el gobierno del Territorio, fueron creadas las boticas oficiales de Chetumal, Cozumel y Carrillo Puerto, estableciéndose al mismo tiempo consultorios médicos gratuitos para la atención de las clases humildes.

El fusilamiento de Manuel Antonio Ay el 26 de julio de 1847 en Valladolid fue un hecho con el que dio inicio una conflagración de dimensión peninsular y cuyo principal resultado fue la creación de un inmenso territorio liberado que luego se convertiría en el Territorio Federal de Quintana Roo. La ejecución de Ay inició de hecho la llamada “Guerra de Castas”.

Cada año se recuerda que el 30 de julio de 1847, como respuesta al fusilamiento de Manuel Antonio Ay, estalló el levantamiento maya contra el gobierno de Yucatán al ser atacada Tepich por las fuerzas rebeldes que encabezaba Cecilio Chí. Este levantamiento que el gobierno yucateco bautizó como “Guerra de Castas” duraría más de medio siglo pues las tropas federales mexicanas solo lograrían tomar Noj Kaaj Santa Cruz Balam Naj, hoy Felipe Carrillo Puerto, hasta el 3 de mayo de 1901.

miércoles, 1 de julio de 2009

¡A caray! En México hay indios, ¿eh? Y hay muchísimos".


Por Alejandra Flores

DISTRITO FEDERAL, México, 26/06, (N22).- El Museo de Antropología e Historia que abrió sus puertas para conmemorar el 50 aniversario de la primera edición de la Visión de los Vencidos, Relaciones Indígenas de la Conquista, del historiador mexicano Miguel León Portilla, respecto este autor mencionó que: "¡Tenemos que tomar conciencia de que los pueblos indígenas han sufrido muchísimo y lo peor es que siguen sufriendo!

"Que no se les ha prestado la atención que merecen. Cuando yo publiqué esto, pensé que era importantísimo que así como conocemos las Cartas de Relación de Hernán Cortés o la historia de Bernal Díaz del Castillo, conociéramos la otra cara de la moneda, y ésta es la otra cara", asveró el historiador.

Además precisó que: "Tenemos que concientizarnos en ese sentido, la revolución zapatista en Chiapas fue un golpe para que de repente viéramos, ¡a caray! En México hay indios, ¿eh? Y hay muchísimos".

Cinco décadas han transcurrido desde aquella primera edición, que con el paso del tiempo ha ampliado su contenido, se ha traducido a 17 lenguas, que ha generado nuevas líneas de investigación, que ha dado voz a los otros protagonistas de esta historia. "Visión de los vencidos es la búsqueda del examen sereno del encuentro de esos dos mundos, para valorar mejor la raíz más honda de nuestros conflictos, grandezas y miserias, según el autor del Best Seller de la UNAM.

Al respecto, la doctora Pilar Máynez Vidal mencionó: "Las propuestas de Miguel León Portilla, en lo que antes de convertirse en libro fuera su tesis doctoral, sacudieron a las mentes conservadoras que no reconocían en la peculiar cosmovisión indígena de México la existencia de un saber equiparable a las imperecederas formulaciones de la tradición clásica grecolatina".

Otro de los presentes fue el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, quien se refirió a espíritu férreo de los vencidos, mientras que el incansable doctor León Portilla compartió sus planes inmediatos:

"En el instituto en donde yo laboro estamos organizando un congreso para la conmemoración de los centenarios sobre los pueblos indígenas, qué sintieron, los pueblos indígenas, qué participación tuvieron, qué los motivó, qué sacaron de todo eso y cuál es su situación actual".

El aniversario 50 de la primera edición de Visión de los Vencidos coincide con los 70 de la colección Biblioteca del Estudiante Universitario.

09/MAG

DISTRITO FEDERAL, México, 23/06. (N22/Conaculta).- Han transcurrido poco más de cinco décadas desde que Miguel León Portilla decidiera, impulsado por su mentor el padre Ángel María Garibay, aprender el idioma náhuatl para estudiar los antiguos códices precolombinos, en los que logró entrever una serie de relatos en torno a la conquista española elaborados por los sometidos. Tras los primeros esbozos comprendió que los manuscritos poseían el espíritu de la derrota y decidió realizar el estudio que ahora es un paradigma: Visión de los vencidos.
Para el historiador José Vasconcelos estaba equivocado cuando dijo que los pueblos mesoamericanos no habían dejado nada a la cultura universal, por el contrario son universales. León Portilla concluye que su estudio no tenía más pretensión que "conservar el recuerdo" de quienes vieron y sufrieron la Conquista.

En opinión del escritor José Emilio Pacheco, Visión de los vencidos es el gran poema épico de nuestra tradición antigua, un cantar semejante a la pérdida de Troya, con escenas vivas de realismo.

Por su parte, el historiador Alfredo López Austin comentó que el libro le impresionó mucho cuando era estudiante, y refirió que "es una presentación diferente a la tradicional de cómo se realizó la Conquista. Indudablemente llegar a otros, llevar una voz que no había sido escuchada".

El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma afirma que "es el privilegio de dar la palabra al oprimido, cuyas fuentes traducidas por el padre Garibay, y a las que León Portilla dio forma para que fueran conocidas en todo los ámbitos. Las voces pueden escucharse con su dolor y su sentido, lo que ellos (los conquistados) pensaban de ese momento trágico".

Visión de los Vencidos fue impreso por primera vez en 1959, cuenta con 29 ediciones elaboradas por la UNAM, así como una edición conmemorativa por los 25 años de su publicación (1974), una edición cubana (1969), una española (1985) y una venezolana (2006). Además ha sido traducido a más de 15 idiomas como húngaro, serbocroata, japonés, catalán, esperanto y otomí.

09/NC