martes, 28 de julio de 2009

NACION MAYA Y LA CELEBRACION DEL BICENTENARIO Y DEL CENTENARIO



F. Carrillo Puerto, Q. R. 28 julio 2009.- Con una invitación a continuar esta iniciativa de abrir espacios para la reflexión acerca del significado para el pueblo maya de la celebración del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución finalizó anoche una mesa redonda organizada por la Casa de la Cultura.
En la misma participaron el licenciado Sebastián Estrella Pool, coordinador del comité de festejos del bicentenario y centenario en el municipio; el antropólogo Mario Baltasar Collí Collí, docente de la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo y el investigador yucateco, Antrop. Jorge Franco Cáceres del CINVESTAV-IPN.
A la mesa redonda titulada “Entre la Independencia y la Revolución: La Guerra de Castas de Yucatán de 1847”, asistieron representantes de instituciones y organizaciones sociales así como público en general interesado en esta etapa de nuestra historia regional que hoy es recordada con actividades artísticas y culturales en Tepich y Tihosuco.
La reflexión fue coordinada por el cronista Carlos Chablé Mendoza y luego de la participación de los ponentes se dio un interesante intercambio de opiniones así como de preguntas de varios de los asistentes.
La Guerra de Castas es, junto con la invasión y conquista, uno de los episodios más desgarradores de la historia de la península de Yucatán. Este 26 de julio se cumplieron 162 años del inicio de esa guerra con el fusilamiento de Manuel Antonio Ay. La guerra culminaría hasta cincuenta años más tarde según la versión oficial de la historia, pero lo cierto es que hasta los años 30 sucedió la última de las escaramuzas en la que mayas rebeldes y ejército federal se enfrentaron en Dzulá, Quintana Roo.
Esta conmemoración tiene una especial importancia en nuestro municipio, lugar en donde se estableció la capital del territorio maya rebelde, la antigua Noj Kaaj Santa Cruz X Baalam Naj, actual ciudad Felipe Carrillo Puerto.
En su participación el lic. Estrella Pool destacó que la Guerra iniciada en 1847 no fue de Castas ni de razas sino que más bien fue en contra de la explotación que sufrían los mayas. - Durante este conflicto los mayas nunca fueron doblegados y tampoco exterminados, agregó.
Por su parte, el antrop. Collí Collí mencionó que la guerra coincidió con los esfuerzos de Porfirio Díaz por instaurar el desarrollo del capitalismo en México y el levantamiento maya fue un obstáculo para ello pues los lideres como Cecilio Chí y Jacinto Pat buscaron evitar a toda costa los daños del capitalismo sobre la población maya que ya era despojada de su tierra por los criollos que la dedicaban luego al cultivo de la caña, del henequén y la ganadería.
E su intervención Franco Cáceres señaló categórico que esta región maya es ejemplo de lucha exitosa contra la invasión, conquista y colonización. Los mayas son una nación con capacidad de resistir y sobrevivir, así lo demostraron con su lucha desplegada durante los siglos XIX y XX y aun en el siglo XXI.
- La independencia y la revolución la interpretan de manera diferente en cada generación pero lo cierto es que la identidad maya masewal es muy diferente a la mexicana, por ello las celebraciones no son compartidas de igual manera, destacó.
El público asistente fue muy participativo y quedó la propuesta a las instituciones y organizaciones sociales de Carrillo Puerto de continuar esta iniciativa llevándola a todos los sectores de la sociedad. El profesor Juan Francisco Montero Medina, director de la Casa de la Cultura, hizo entrega de sus respectivos reconocimientos a los ponentes e invitó a todos continuar la reflexión colectiva sobre los orígenes y consecuencias de la Guerra iniciada en 1847 en el marco de la celebración del Bicentenario y del Centenario.BOLETIN DE LA CASA DE LA CULTURA

No hay comentarios:

Publicar un comentario