miércoles, 30 de diciembre de 2009

FELIPE CARRILLO PUERTO



Felipe Carrillo Puerto nació el 8 de noviembre de 1874 en Motul, Yucatán. Desde muy joven entendió que la actividad política es fundamentalmente un servicio al pueblo. Fue un experimentado trabajador, campesino, comerciante, obrero e intelectual. Humilde en su trato con la gente, excelente orador en lengua maya supo aprender e inspirar sus acciones justicieras a partir de la cultura maya.

En 1914 el general Emiliano Zapata le dio el grado de coronel de caballería del Ejercito Libertador del Sur, regresó al año siguiente a Yucatán para dar continuidad al pensamiento y lucha del caudillo. Organizó junto con otros líderes obreros y campesinos el Partido Socialista del Sureste. En 1918 y 1921, realizó los congresos obreros de Motul e Izamal. En 1922 el Partido Socialista del Sureste ganó la gubernatura y Carrillo Puerto encabezó el gobierno popular cuyas obras y acciones han trascendido y dejado profunda huella en nuestra historia regional.

Repartió 665, 835 hectáreas entre 34, 796 campesinos mayas. Promulgó además importantes leyes y decretos que permitieron la creación de la Universidad Nacional del Sureste; Reformar al Código Civil en lo relativo al divorcio; Crear la Facultad de Medicina Homeopática y el Museo Arqueológico de Yucatán, entre otras trascendentales acciones.

Murió fusilado por la contrarrevolución junto con varios dirigentes socialistas, entre ellos sus tres hermanos, el 3 de enero de 1924 en Mérida, Yucatán.

Como homenaje a su trayectoria y compromiso con el pueblo maya desde el 1 de agosto de 1934 nuestra ciudad y municipio llevan orgullosamente su nombre.

JOSE MARIA BARRERA

Después de un combate ocurrido cerca de la Bahía de la Ascensión, el 31 de diciembre de 1852 murió en Yokdzonot José María Barrera, mestizo que durante el apogeo de la llamada Guerra de Castas junto con Esteban Pat y Juan Justo Yam fueron de los principales seguidores y lugartenientes de don Jacinto Pat.
Probado defensor de la causa maya, arrojado en las batallas, compartía con Jacinto Pat la idea de que podría llegarse a un acuerdo con el gobierno de Yucatán que pusiera fin a la conflagración iniciada en julio de 1847. De hecho, José María Barrera fue participe en la iniciativa de firmar el Tratado de Tzucacab firmada por Jacinto Pat que luego desconoció Cecilio Chí.

Al pasar el ejército yucateco a la contraofensiva los rebeldes se replegaron a la parte suroriental de la península. Con su liderazgo consolidado entre los mayas rebeldes, José María Barrera guió a sus tropas hasta el sitio en el que se fundó luego Noj Kaj Santa Cruz X-baalam Naj Kampokolche, hoy Felipe Carrillo Puerto. Junto con Manuel Nahuat estableció el culto a la Cruz Parlante, la misma que con sus mensajes logró mantener cohesionados y activos a los combatientes mayas de tal manera que durante medio siglo Santa Cruz fue la capital sagrada del inmenso territorio maya que hoy es el estado de Quintana Roo.

El papel jugado por este personaje fue básico para el establecimiento de Santa Cruz como capital del territorio maya y de las bases para la conducción de un autogobierno maya que duró casi medio siglo.

EPIGRAFIA MAYA ENCONTRADA EN COMALCALCO, TABASCO

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) estudian el texto epigráfico maya más largo encontrado hasta la fecha en Tabasco. Fue hallado en una urna funeraria descubierta durante las excavaciones del sitio arqueológico de Comalcalco, y se compone de 260 glifos, referentes a 14 años de la vida de un importante sacerdote del siglo VIII d.C.

Ricardo Armijo Torres, director del Proyecto Arqueológico Comalcalco, señaló que la relevancia de las inscripciones radica en ser las primeras que se hallan con relación a la vida de un sacerdote y no de un gobernante y sus consortes, como fue usual en la antigua cultura maya, lo que hace pensar a los expertos que dicho personaje ocupó un alto rango sacerdotal.

Los textos recuperados en 1998, se encuentran escritos en pendientes de concha y espinas de raya, que fueron depositados en una urna funeraria localizada en la entrecalle de la fachada sur de los templos II y IIA de la Plaza Norte del sitio prehispánico, donde el individuo en cuestión fue amortajado y cubierto con abundante cinabrio (pigmento rojo) junto con una ofrenda envuelta en piel de jaguar.

La ofrenda consiste en 90 pendientes, de los cuales destacan 34 piezas que muestran entre cuatro y seis glifos en una de sus caras. Asimismo, el envoltorio contenía 30 espinas de raya, de las cuales 25 presentan series glíficas. Las dimensiones de las espinas varían entre 25 y 13 milímetros. El contenido de la urna es analizado en el laboratorio del Centro INAH Tabasco.

Armijo Torres informó que el resto de la ofrenda consta de siete dijes de serpentina, concha y jadeíta, fragmentos de pirita, 72 cuentas semiesféricas, 52 dientes de tiburón con perforación bicónica, un excéntrico de pedernal, dos núcleos de obsidiana negra; nueve navajas de obsidiana gris y siete punzones de cola de raya.

Los textos reúnen un total de 260 glifos, 80 de los cuales están identificados por la epigrafía maya, detalló el arqueólogo, al referir que las inscripciones que se pueden leer e interpretar en los pendientes y puntas de raya tienen una connotación religiosa, relativa a los rituales anuales efectuados por el yajaw k´ahk´, "señor de fuego", Aj Pakal Tahn.

Los glifos se encuentran en orden descendente, y el primero proporciona la fecha de cuenta larga 9, 17, 0, 0, 7, 7 manik, 0 pop, equivalente a 31 de enero de 771 d.C., fecha que corresponde al inicio de la mayor parte de los textos recuperados en la ofrenda, que detallan 14 años de la vida del sacerdote maya.

Los textos describen eventos rituales de autosacrificio que incluían sangrías y actos de penitencia previos a los equinoccios de primavera, durante los cuales Aj Pakal Tahn fue acompañado por diversas deidades tutelares relacionadas con el dios maya de la lluvia, Chaac.

El arqueólogo Armijo Torres indicó que ya fue posible frenar el deterioro de las piezas que se vieron muy expuestas al detrimento natural del tiempo, y por el contacto con el suelo de la región que tiene una alta acidez.

Cabe señalar que a diferencia de otras urnas funerarias localizadas en Comalcalco, esta tiene como particularidades su tamaño y la mampostería que la rodeaba, compuesta por 260 ladrillos pegados con mortero de cal. Entre otros de los elementos recuperados, en la ofrenda encontrada en la Urna 26, se encuentran espinas de erizo de mar, cinabrio y restos de otros materiales, como piel de jaguar, plumas, papel y dijes que eran usados por sacerdotes mayas para la adivinación y el autosacrificio.

Las espinas de raya o aguijones son obtenidos del animal recientemente pescado. Mientras éstas permanecían en estado coloidal el escriba plasmó la escritura y las imágenes antes de su calcificación.

Entre los sacerdotes mayas de Comalcalco, los aguijones de raya eran utilizados para realizar perforaciones en oídos, lengua, frente, pene y otras partes del cuerpo, que producían desangramientos y mucho dolor, lo que los llevaba a alucinar para entablar contacto con los dioses.

La información epigráfica descrita en los textos de Comalcalco ha permitido saber que en la vecina ciudad de Palenque, Chiapas, también se realizaron ceremonias rituales similares para la inauguración de templos, como el Edificio de las nubes.

jueves, 17 de diciembre de 2009

RELIGIÓN Y ESPIRITUALIDAD MAYA

(Por considerar que puede ser de su interes incluimos el ensayo de este estudiante de la UIMQROO)



Por Ernesto Aj k’in Chable’ Berlín

En esta ocasión reflexionaremos acerca del papel que juega la iglesia maya católica, como parte de la religión cristiana en la región central de Quintana Roo. Haremos referencia a información sacada de varios textos para llegar a una conclusión final discutiendo sobre este tópico y formular nuevas ideas.

Hagamos una muy breve reseña de las variantes de la religión cristiana que existen en la región haciendo énfasis en la iglesia maya y haciendo un análisis comparativo entre ésta y la espiritualidad maya guatemalteca así como el papel que juegan como transmisores de reglas de convivencia social y sus posibilidades de ser detonantes de un cambio en el actual ambiente de crisis mundial.

La religión es una “…forma de vida o creencia basada en una relación esencial de una persona con el universo con uno o varios dioses…” (Enciclopedia encarta, 2005).
En esta misma definición se maneja que la religión se refiere a la salvación, la necesidad del culto que implican la fe y el respeto a un código moral establecido en algún grupo humano. Se puede definir con certeza que habiendo múltiples grupos humanos en consecuencia habrá múltiples religiones, así como encontramos que la religión va acompañada de los códigos morales muy de cerca.

Hablando de esta región, conocida como la “zona maya” que comprende los municipios de Felipe Carrillo Puerto, Tulum, Lázaro Cárdenas y José María Morelos, podemos encontrar una gran variedad de grupos religiosos que son, como en la gran mayoría de Latinoamérica, iglesias que se desprenden de la religión cristiana, religión que llegó a la península de Yucatán con la invasión española a principios del siglo XVI. Los códigos morales, aun en la actualidad, por tanto, son los que dicta la religión cristiana. El cumplimiento de los valores morales de dicha religión varía de iglesia en iglesia y no es posible comprobar en cual de ellas se cumple rigurosamente este código, ni es el caso encontrar en esta ocasión la aclaración a esto.

Una diversidad de iglesias se encuentran diseminadas en la geografía de la región antes enmarcada difundiendo el código moral cristiano y su idea de la salvación desde diversos puntos de vista, la iglesia católica, las iglesias evangélicas, los testigos de Jehová, mormones y toda la gama de interpretaciones de la misma. Entre todas ellas es necesario mencionar el caso especial de la llamada Iglesia maya nacida en 1850 como una consecuencia del fenómeno social en el que se levantó en armas el sector marginado y esclavizado de la población peninsular a mediados del siglo XIX, el pueblo maya. Este hecho marcó un cambio en el paradigma religioso de la región al sacar la religión cristiana de la iglesia de los hombres de razón y llevarla a su santuario en la selva pues la religión unitaria en ese tiempo era la cristiana bajo el amparo de la institución católica.

En su trabajo comparativo acerca de la religión maya frente a la religión cristiana, Juan Alonzo Díaz hace notar en una entrevista a un j-men anónimo del estado de Yucatán que menciona: “…católicos nos proponemos ser, solo que no en la iglesia, sino que en el verdadero dios del cielo, aquí en mi casa y en el monte…” (Alonzo, 1982, p.32 y 33) denotando que entre los mayas contemporáneos definidos como católicos existe un respeto a espacios como la selva dotando de un aspecto naturalista y de preservación de su visión religiosa en la que aún se practican rituales, que son parte esencial de la religión, en los montes, ceremonias como el ch’a chaak, el k’ex, entre otras.

Basándonos en la definición de religión antes mencionada se puede encontrar que está en la parte del respeto a un código moral el respeto a la tierra. No se puede homogeneizar y escribir que la iglesia maya representada por los centros ceremoniales de: Tixcacal Guardia, Chumpon, Tulum, Chancah Veracruz y el santuario de la Santa Cruz en Felipe Carrillo Puerto tiene un código moral de respeto por la tierra, sin embargo, practicantes de este culto siendo en su mayoría campesinos han notado el cambio climático en la forma de huracanes más fuertes, largas sequías que se viven en estos tiempos y que traen consigo descontento social, crisis económica y moral.

Esta iglesia basa su creencia en conceptos católicos, así como en escrituras coloniales elaboradas por escribas en lengua maya con letras latinas que contienen reminiscencias del conocimiento previo a la invasión española. Sus documentos conocidos en la iglesia maya como a’almaj t’aan interpretados también como mandamiento o biblia (Xiu,et al. 1985,p.120), son textos que hacen referencia a los designios de la más alta deidad, así como de profecías que mencionan guerras, catástrofes, todas ellas conocidas como “señales del fin del mundo”.

Con un punto de vista diferente, Rigoberta Menchú Tun prologa el libro “Cosmovisión maya, plenitud de vida” (Cochoy Alva, María, Et al. 2007) planteando la idea de regresar a nuestra madre tierra para encontrar de nuevo el equilibrio con ella y con el corazón de la tierra, corazón del cielo en el inicio de un nuevo tiempo. Para lograr esto menciona el uso de lo que ella llama un código de ética en el que es necesario pedir perdón por los males causados, dar las gracias por los bienes recibidos y pedir lo necesario para poder continuar y de nuevo agradecer a las energías.

Logrando una síntesis de estas dos visiones, la religión per sé (la iglesia maya y la espiritualidad maya guatemalteca incluidas) puede aportar en algo para marcar un cambio en el rumbo que ha tomado la humanidad que, siguiendo en las posiciones seguidas en los últimos siglos como lo fueron el capitalismo, neoliberalismo, búsqueda de bienes materiales a toda costa, que trajeron en consecuencia guerras, crisis, etc., logrará solamente hacer realidad la fabula del orangután mencionada en el libro “Filosofía para inconformes” de Oscar de la Borbolla en la que relata en sentido figurado el fin de la humanidad por una guerra en la que se trata de demostrar el mayor poderío y superioridad, formas de pensamiento que pueden llevar a la guerra final vaticinada en el Chilam Balam de Tuzik, uno de los mencionados libros a’almaj t’aan de la iglesia maya .
F. Carrillo Puerto, Q. Roo 03/12/09

Referencias Bibliográficas
Encarta, biblioteca de consulta
2005 Microsoft .
Alonzo Díaz, Juan
1982 La religión maya (cosmogónica) rente a la religión cristiana (antropocéntrica). J. Alonzo Díaz, ed. Pp. 32-33. México: SEP, INI.
Xiu Cachón, Marcos, et al.
1986 Cuentos leyendas y tradiciones de la zona maya: Dirección General De Servicios Coordinados de Educación Publica en Quintana Roo.
Cochoy Alva, María, et al.
2007 Cosmovisión maya, plenitud de vida: programa de las naciones unidas para el desarrollo.

viernes, 11 de diciembre de 2009

FOMENTANDO EL GUSTO POR LA LECTURA Y EL BUEN CINE



F. Carrillo Puerto, Q. R..- La Secretaria de Cultura realiza los proyectos “Cultivando Lectores” y Cine Club Infantil “A través de la mirada” desde el pasado mes de octubre y concluirán el próximo mes de marzo. Participan niños de entre 9 y 11 años de edad destacando los alumnos de las escuelas primarias Tiburcio May Uh y Orlando Martínez Debeza.

El profr. Juan Francisco Montero Medina, jefe de área de la Casa de la Cultura de Felipe Carrillo Puerto, indicó que en esta segunda etapa del Cine Club Infantil “A través de la mirada” se realizan talleres los martes de cada semana en horario de 4 a 6 de la tarde.

Tiene como objetivos el de continuar promoviendo el gusto por el cine dentro de la población infantil a través de la exhibición de diversos materiales nacionales e internacionales de calidad enfocados a este sector de la población. Igualmente el de formar público para el cine de calidad. Se ofrece a los pequeños una alternativa diferente a la cartelera cinematográfica comercial que se difunde en la televisión abierta y por cable.

Explicó también que el Proyecto “Cultivando Lectores” tiene como objetivo aumentar el interés de los niños por la lectura como actividad placentera, lograr que los niños descubran que leer es un disfrute personal además que a través de la lectura adopten una actitud reflexiva ante las manifestaciones de su entorno social y ambiental.

Estos talleres de fomento a la lectura se hacen los miércoles y viernes de 4 a 6 de la tarde y como el de Cine Club es coordinado por el promotor cultural Carlos Chablé Mendoza.

En los talleres que se realizan en la sala de usos múltiples, con las visitas a bibliotecas y librerías se fomenta la creatividad, la expresión oral y escrita. Las actividades de ambos proyectos se alternan con juegos que apoyan el fomento de la lectura como actividad placentera y que facilitan la reflexión sobre el contenido de las películas.
BOLETIN DE LA CASA DE LA CULTURA

jueves, 19 de noviembre de 2009

Memoria…

JACINTO UC DE LOS SANTOS CANEK
por Carlos Chablé Mendoza
Cronista

Preguntado cómo se llama, de dónde es natural y vecino, qué edad y oficio tiene, dijo llamarse Joseph Jacinto Uc de los Santos Canek, natural del barrio Campechuelo de los laboríos...que es de edad de treinta años y que es viudo, que el oficio que tenia era el de mayordomo del señor Jesús Nazareno.
Declaración de Canek, 8 de diciembre de 1761. AGI, México 3050


Llegar a Kiste Kaaj por primera vez en un día de otoño de 1983 y conocer a la familia maya que ahí vivía fue como entrar a un mundo desconocido en donde sus habitantes no tenían al parecer más preocupación que levantarse para cultivar el sagrado maíz y agradecer siempre a Dios por lo que tenían. Media docena de casas sin puertas, pues no había temor a ser robados, y hechas según la tradición maya, ese era el asentamiento de una veintena de personas que formaban la familia extensa de don Bon, el patriarca.

Llegar allá era una aventura. El primero en ayudarnos como guía fue un campesino de Sajkabchén que periódicamente acudía a Kiste Kaaj para vender algunas mercancías y refrescos, lo que su mula pudiera soportar en el lomo transitando por una vereda entre el monte, un trayecto de casi 20 kilómetros que hicimos a pie pasando por pequeños ranchos.

En la tradición oral de los habitantes de este lugar como de los otros pequeños asentamientos vecinos se mencionaba que ahí había ocurrido una guerra y que en algún lugar había guardado un tesoro, que Kiste Kaaj había sido un pueblo grande en la época de los españoles, la colonia. Explorando entre el monte con los jóvenes nietos o yernos del patriarca, acompañándolos y ayudándolos en sus labores agrícolas, pudimos en varias visitas conocer los vestigios de lo que fue la antigua Kisteil, aquella que fue arrasada, quemada y sembrada con sal para que nada creciera por mucho tiempo; ese fue el castigo impuesto por los españoles a los mayas que se levantaron contra el colonialismo el 19 de noviembre de 1761 encabezados por Jacinto Uc de los Santos, Canek.

Para los que no estén muy enterados de esta gesta les diré brevemente que esta insurrección contra los españoles fue una de las más importantes que se produjeron durante la época de la Colonia. Canek aprovechó una fiesta religiosa de dicho lugar para invitar a los nativos a rebelarse en contra de los tsulo’ob. El nació en Campeche y adoptó el nombre de Canek para organizar y encabezar el levantamiento por que así se llamó también el cacique del Petén Itzá, que era recordado por encabezar una heroica resistencia frente a los invasores españoles.

Estudio latín e historia en el convento grande en la ciudad de Mérida, de donde fue expulsado por su conducta rebelde. Se dedicó al oficio de panadero por muchos años y el levantamiento que encabezó tuvo un fondo similar al que años después tendría la llamada “guerra de castas”.

El movimiento iniciado el 19 de noviembre de 1761 llenó de zozobra a las autoridades españolas pues tuvieron noticias de que centenares de mayas de los poblados y rancherías cercanas a Kisteil se habían unido al levantamiento llegando a integrar un ejército de más de mil quinientos hombres.

Cuando se produjo el choque entre los mayas y las tropas coloniales, los indígenas pese a su bravura sucumbieron ante la superioridad armada del enemigo. Los mayas que salvaron la vida huyeron a la selva en busca de refugio. Canek finalmente fue apresado por una columna de 125 hombres comandada por Cristóbal Calderón y fue llevado a Mérida para ser condenado luego a morir atenaceado, a ser quemado su cuerpo y sus cenizas esparcidas en el aire. Sus compañeros más cercanos fueron condenados a la horca, los demás prisioneros recibieron doscientos azotes y les cortaran una oreja. Estas sentencias fueron ejecutadas en la plaza principal de Mérida el 14 de diciembre de 1761.

Regresando a los recuerdos, no olvido el día, cuando después de varias visitas y tras ganarnos la amistad de la familia maya, le propusimos a don Bon realizar una ceremonia como homenaje a don Jacinto Canek y a su gesta; el anciano nos preguntó para qué, nos dijo que mejor buscáramos el tesoro que podría estar en algún lugar de ese pueblo antiguo en el que debo decirle se podía percibir en todo momento un ambiente místico y la presencia de los yumtsilo’ob, era como un reconfortante regreso al equilibrio con la naturaleza.

- Buscaremos el tesoro y lo encontraremos, se lo enseñaremos a todos y lo compartiremos, siempre que usted nos lo permita, le dijimos al anciano. Y así, ya conocedores de otros caminos alternos para llegar a ese lugar que parece estar casi en el centro de la Península, nos presentamos una noche antes de la celebración para junto con ellos preparar todo los alimentos que se ofrendarían así como el saka’ y el sagrado balche’ según las indicaciones dadas por un ajmen.

Casi no dormimos, de hecho fue como una vigilia que solo fue iluminada por la luz de las velas del altar maya, una pequeña fogata y los cigarros de algunos; los rezos del sacerdote maya, el aj men, podían escucharse nítidos y rebotaban en la espesura del monte que rodeaba la antigua Kisteil. La rememoración del levantamiento, los detalles explicados por uno de nosotros, información sacada de los libros, fue escuchada con atención por todos. Para los pocos que no entendíamos aún muy bien la lengua maya esto no fue impedimento pues el contexto era absorbente, la naciente amistad se profundizó al compartir una misma jícara con el sagrado balche’ .

Al amanecer ya habían llegado otras familias de los pequeños ranchos cercanos y antes del medio día el aj men, su ayudante y los que pudimos seguir de cerca el desarrollo de la primicia y participar en ella nos veíamos agotados, pero aun faltaba sacar los nojoch wajo’ob del pib para seguir el ritual. Ya casi al final de la ceremonia en la repartición de la comida ofrendada entre todos los presentes, que ya eran casi medio centenar, Aj pil alzó la voz y nos dijo a todos:

- Nuestra platica, nuestros rezos, nuestras ofrendas, fueron parte de la búsqueda y creo que hemos tenido éxito; encontramos el tesoro de Canek. No estaba en alguno de los pozos segados por los españoles hace 222 años, ni enterrado en donde estaba la iglesia, ni en alguna de las ruinas de las antiguas casas coloniales, el tesoro de don Jacinto esta en nuestro corazón. En el atesoramos aún esa ansia de libertad y de justica, de independencia y de nueva vida, es casi la misma aspiración que llevó a don Jacinto Uc de los Santos Canek a organizar y encabezar el levantamiento. Recordar hoy su memoria y rendirle homenaje, al igual que a todos los abuelos que murieron con el, es mantener vivo ese anhelo de libertad y de que algún día los mayas volveremos a ser los dueños de nuestra tierra.

Han pasado ya muchos años, 26 para ser exactos; llegar a Kiste Kaaj es ahora muy fácil. Algunos de los pobladores que conocimos, de aquellos jóvenes ya convertidos en adultos, encabezaron hace menos de un lustro una marcha por los derechos del pueblo maya que tras recorrer varios poblados llegó a Mérida y entregaron su petición a los diputados yucatecos.

Llevaron por cierto su palabra con un P’UJ de Kisteíl al Congreso del Estado y según sus propias palabras decidieron hacerlo así porque el P’uj es la batida “que hacemos para cazar venado, actividad que es todo un rito en nuestros pueblos y que siempre necesita organización. El P’uj comienza siempre con el jonk’a, sonido de caracol con el que nos vamos convocando para salir a la batida”. Así, los coordinadores de la movilización convocaron a todos mediante un comunicado dado a conocer del 31 de agosto de 2005. Y decían también en el escrito: “El Jonk’a sonará con fuerza en el antiguo pueblo de Cisteíl el miércoles siete de septiembre próximo, lugar que hemos señalado como el inicio de salida hacia el p’uj. Se preguntarán cómo llegar ahí, siendo que Cisteíl fue destruido por completo y borrado de los mapas desde 1761, cuando los dzules quisieron borrar y destruir nuestra palabra, nuestra organización y nuestro pensamiento; cuando quisieron acabar con la rebelión encabezada por Jacinto Can Ek. Cisteíl existe…pero no sólo en nuestra memoria”

Nos encontrábamos en la capital yucateca el día del la llegada de la marcha y gracias a ello acudimos a la recepción que un grupo de meridanos le dieron al P’uj; pudimos vernos de nuevo y reconocernos después de tantos años, ya más grandes pero sin olvidar el tesoro que nos dejó como herencia el patriarca, el que en aquella ceremonia dedicada a Canek realizada hace 26 años lloró de emoción y agradeció nuestra presencia, la presencia de todos.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

jueves, 12 de noviembre de 2009

MIELES PENINSULARES EN EL WILD 9



La tercera edición del mapa “Mieles peninsulares y diversidad: Quintana Roo, Campeche y Yucatán”, fue presentada en el marco del Noveno Congreso Mundial de Tierras Silvestres (Wild 9). En la presentación participó el cronista de la ciudad Carlos Chablé Mendoza junto con el Dr. Rogel Villanueva Gutiérrez, del Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) Chetumal y la Dra. Yolanda Moguel Ordoñez del Centro de Investigación Regional Sureste (CIRSE-INIFAP).

El WILD 9 se realiza por primera vez en México y el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI de la ciudad de Mérida es sede del evento desde el día 6 y concluirá el 13 de noviembre.

En 30 años de su historia, el mencionado congreso que reúne a destacados defensores de la biodiversidad de más de 50 países contó con un foro alterno, la Expo WILD 9 “Una ventana al mundo natural”.

La galería sobre tierras silvestres especialmente montada para la Expo WILD9 enmarcó la presentación del mapa “Mieles peninsulares y diversidad” que fue organizada por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) y el Corredor Biológico Mesoamericano- México.

El coordinador del evento fue el doctor Eduardo Quintanar Guadarrama, en representación de la Conabio. Ante numeroso público los investigadores Rogel Villanueva y Yolanda Moguel destacaron la información que contiene el mapa sobre temas como la polinización, la vegetación y floraciones, la diversidad de abejas y de las mieles de la península, la importancia de la diferenciación, así como de la meliponicultura maya.

En su participación Chablé Mendoza destacó que desde noviembre de 2007 se vienen realizando talleres y encuentros entre productores y especialistas. Recordó que en febrero de 2008 hizo la presentación de la primera edición de dicha publicación en una reunión realizada en la Casa de la Cultura de esta ciudad.

Mencionó también que por la información que trae la publicación mas que un mapa es un compendio que debe llegar tanto a productores como a consumidores así como a los estudiantes de nivel básico para promover la incorporación de la miel al consumo diario. Si los mexicanos consumieran miel esta no tendría que exportarse. Explicó la importancia cultural de la actividad que realizan los apicultores de la península misma que tiene raíces ancestrales.

Señaló que en la ultima reunión de especialistas realizada en marzo de este año en la ciudad de México se acordó la traducción a la lengua maya peninsular de este mapa así como la elaboración de otro mapa sobre Abejas nativas de la Península de Yucatán en forma bilingüe junto con un paquete educativo que incluirá muestras caracterizadas de mieles para su distribución entre productores de la península de Yucatán.

sábado, 7 de noviembre de 2009

FELIPE CARRILLO PUERTO, EJEMPLO DE SERVICIO AL PUEBLO MAYA



por Carlos Chablé Mendoza

Felipe Carrillo Puerto nació el 8 de noviembre de 1874 en Motul, Yucatán. Desde muy joven entendió que la actividad política es fundamentalmente un servicio al pueblo y esta fue la característica de su persona. Fue también un experimentado trabajador, campesino, comerciante, obrero e intelectual. Humilde en su trato con la gente, excelente orador en lengua maya que supo apreciar, aprender e inspirar sus acciones justicieras a partir de la grandeza de la cultura maya.

En los años 20’s se hablaba del socialismo del sureste, como una ideología sustentada en la cultura del pueblo maya que tenía como meta poner fin a la esclavitud, al racismo y la discriminación, devolver a los mayas sus tierras, instruirlos en nuevas tecnologías, ofrecerle lo más avanzado en la educación científica y empoderarlo como un pueblo en ejercicio de su libre determinación.

Fue nombrado por Zapata como coronel de caballería del Ejercito Libertador del Sur en 1914, regresó al año siguiente a Yucatán para dar continuidad al pensamiento y lucha del caudillo. Organizó junto con otros líderes obreros y campesinos el Partido Socialista del Sureste (PSSE). Retomaron la bandera zapatista de ¡Tierra y Libertad! y llegaron a empoderar a los mayas a través de las Ligas de Resistencia. En 1922 el PSSE ganó la gubernatura y Carrillo Puerto encabezó el gobierno popular cuyas obras y acciones han trascendido y dejado profunda huella en nuestra historia regional.

Tomó posesión de la gubernatura el 1 de febrero y desde el balcón central del Palacio de Gobierno pronunció un discurso en lengua maya. Presentó su Plan de Gobierno. El 27 de marzo fue nombrado miembro de la International Association of Machinistes, en reconocimiento de los ferrocarrileros del mundo por su trabajo sociopolítico. El 15 de septiembre inauguró la carretera Mérida-Kanasín, la cual fue la primera carretera que inauguró un gobernador surgido de la Revolución Mexicana. En ese año inauguró la carretera Mérida-Chuburná. Repartió 208, 972 hectáreas entre 10, 727 campesinos mayas.

El 14 de enero de 1923 inauguró la carretera Dzitás-Chichén Itzá, y el día 17 inició la construcción de la carretera Muna-Uxmal. Ese mismo año se inauguraron las carreteras Motul-Telchac Puerto y Loché-Río Lagartos. Hasta el mes de diciembre había repartido 665, 835 hectáreas entre 34, 796 campesinos.

Entre las leyes y decretos de importancia promulgados durante el gobierno de Carrillo Puerto destacan: la Ley de creación de la Universidad Nacional del Sureste; Reforma al Código Civil en lo relativo al divorcio; Creación de la Facultad de Medicina Homeopática y la Ley sobre caminos públicos, en 1922. En 1923, la creación del Departamento de Educación Primaria en el Estado; Creación del Museo Arqueológico de Yucatán.; Ley que fundó la Casa del Niño; Ley que constituyó el Patrimonio de la Familia; Ley para el Fomento de la Vida Vegetal en el Estado y la Ley de Revocación del Mandato Público.

El 8 de diciembre de 1923 estalló el llamado movimiento delahuertista, Carrillo Puerto se negó a secundarlo y se declaró fiel al presidente Álvaro Obregón y ratificó su apoyo a la candidatura del general Plutarco Elías Calles.

Militares partidarios de Adolfo de la Huerta se insubordinaron y ante esta situación Carrillo Puerto decidió trasladarse con sus más cercanos colaboradores en tren a Motul, donde se enteró que otro tren se encontraba camino a esa localidad con tropas insurrectas para aprehenderlo. De ahí salió para Tunkás y posteriormente a Tizimín, para seguir a Chiquilá donde intentó hacerse a la mar en la canoa-motor “Manuelita”, cuya maquinaria no funcionó. Junto con sus acompañantes abordó entonces un bote, que los llevó a un sitio de la costa llamado Río Turbio. Ahí tomaron el acuerdo de que el licenciado Manuel Berzunza retornara a Solferino con la intención de conseguir un guía que los condujera a través de la selva de Quintana Roo. Berzunza no pudo cumplir su cometido ya que fue aprehendido el 19 de diciembre. Entonces Carrillo Puerto y sus colaboradores volvieron a embarcarse en una canoa llamada “El Salvamento” que encalló en Holbox en un banco de arena. En este sitio decidieron entregarse a sus perseguidores el 21 de diciembre. De ahí fueron llevados a la cárcel de Tizimín y posteriormente a Mérida, donde fueron recluidos en la Penitenciaría Juárez el 23 de diciembre.

El 2 de enero de1924 se realizó la farsa de un Consejo de Guerra Sumarísimo en contra de Carrillo Puerto, dándose por terminado la madrugada del día 3 con la sentencia de muerte por fusilamiento. Entre las cuatro y las cuatro y media de la madrugada de ese día 3, fue sacado de la Penitenciaría Juárez para ser trasladado al Cementerio General de Mérida donde fue fusilado junto con sus hermanos Wilfrido, Benjamín y Edesio, así como el licenciado Manuel Berzunza, Presidente Municipal de Mérida, y sus colaboradores Marciano Barrientos, Rafael Urquía, Pedro Ruiz, Cecilio Lázaro, Francisco Tejeda, Antonio Cortés y Daniel Valerio.

Su vocación de servicio y el entender la actividad política como un servicio al pueblo fue la característica de su persona. Fue un experimentado trabajador, campesino, comerciante, obrero e intelectual. Humilde en su trato con la gente, excelente orador en lengua maya que supo apreciar, aprender e inspirar sus acciones justicieras a partir de la grandeza de la cultura maya.

Por eso, en los años 20’s se hablaba del socialismo del sureste, de una ideología sustentada en la cultura del pueblo maya que tenía como meta poner fin a la esclavitud, al racismo y la discriminación, devolver a los mayas sus tierras, instruirlos en nuevas tecnologías, ofrecerle lo mas avanzado en la educación científica y empoderarlo como un pueblo en ejercicio de su libre determinación.

Como homenaje a su trayectoria y compromiso con el pueblo maya desde el 1 de agosto de 1934, hace 75 años, nuestra ciudad y municipio llevan orgullosamente su nombre.

Fuente: “Carrillo Puerto. Iconografía”. Roger Campos M. / Indalecio Cardeña V. UADY 1997)

jueves, 22 de octubre de 2009

PARA SEGUIR CONSTRUYENDO PATRIA


Hacia la celebración del 160 aniversario de Noj kaaj Santa Cruz X Balam Naj

Por Carlos Chablé Mendoza
Cronista de Felipe Carrillo Puerto.


La celebración del bicentenario de la Independencia y del centenario de la Revolución el próximo año 2010 puede tener una mayor relevancia y significado si los encargados de organizar los festejos toman en cuenta que se cumplirán también los 160 años de la fundación de la ciudad. La celebración que se impulsa desde el gobierno federal tendría mas sentido y podría enraizar en los carrilloportenses si se le ve incluso como el marco para conmemorar uno de los elementos de nuestra identidad: el surgimiento de Noj kaaj Santa Cruz X Balam Naj, ayer capital de la nación maya y génesis del estado de Quintana Roo.

2010 debe servir también para destacar la importancia de nuestro proceso histórico regional mismo que no puede pasar desapercibido pues el pasado de nuestra ciudad es ejemplo de resistencia y de lucha victoriosa por la independencia y la autonomía. No existen muchos ejemplos de rebeliones indígenas triunfantes y la Guerra de Liberación Maya de 1847 tuvo como resultados una nación con territorio, ejercito, cultura y estado autónomo e independiente del gobierno central mexicano por espacio de medio siglo. Todo esto provocó la creación del territorio federal y su posterior conversión a entidad federativa.

Hace unos diez años en una entrevista la maestra Teresa Gamboa Gamboa me comentaba que si el 12 de octubre de 1492 significaba un día de luto pues con la llegada de los españoles inició el exterminio de los pueblos y culturas indígenas de nuestro continente, el 15 de octubre de 1850 puede ser un día de fiesta por el renacimiento de los pueblos, en especial del pueblo maya con la creación de Noj kaaj Santa Cruz X Balam Naj, hoy Carrillo Puerto.

Somos resultado de un conflicto de dimensión peninsular que ocurrió precisamente entre dos importantes etapas de nuestra historia, entre la Independencia y la Revolución. La Guerra de Liberación Maya o Guerra de Castas de 1847 fue muestra de que la Independencia obtenida solo beneficiaba a los criollos pues les permitió montar su sistema explotador de la fuerza de trabajo indígena que implicó el despojo de sus tierras a los mayas para dedicarlas al cultivo de caña, cría de ganado y luego al cultivo del henequén. El surgimiento de las haciendas fue una forma de manifestarse del desarrollo capitalista que entró inmediatamente en conflicto con los pueblos indígenas pues los convertía en peones y se afectaba directamente las tierras que dedicaban a las milpas.

La consumación de la Independencia y la consolidación de México como “nueva patria” no cambió en forma sustancial la situación que vivían los mayas y solo justificaron la continuación de la resistencia y lucha contra el colonialismo vigente aún luego de veinte años de consumada la independencia.

Por eso es grave quitar de los libros de historia etapas tan importantes como la conquista y la colonia, ambas dejaron tales huellas y traumas en los pueblos originarios que aún hoy siguen lacerando a sus descendientes.

¿Por qué cercenar entonces la historia? No podríamos explicar el surgimiento de la antigua capital maya masewal, declarada por cierto hace dos años capital de la cultura maya, sin hablar de los antecedentes del levantamiento de 1847 que fue continuación de la lucha para recuperar la autonomía arrebatada por la conquista y en contra del neocolonialismo.

El rumbo que tomen las celebraciones de 2010 debe ser el de aprovechar la coyuntura para enterar a los niños y jóvenes de nuestro pasado, no solo de la herida causada con la conquista y la colonia, sino del pasado glorioso del pueblo maya. Debe servir la próxima conmemoración para destacar y hacer visibles a los ojos y conciencias juveniles los elementos que conforman nuestra cultura e identidad, insumos indispensables para seguir construyendo patria. Porque patria es el lugar donde descansan los abuelos, los de todos no solo los de algunos y nada tiene que ver con lemas partidistas.

Si las celebraciones de 2010 van hacia la consolidación del estado neocolonial en el que se rinde culto a héroes y pueblos muertos, en donde se celebra al indio antiguo pero se sigue discriminando al maya vivo; si la celebración del bicentenario y del centenario se usan para fines distintos a la consolidación de nuestra identidad y sirven solo para obras y acciones de relumbrón, entonces solo confirmarán que existe una iniciativa del régimen panista para seguir desmemoriando al pueblo. Un pueblo sin memoria, ignorante de su pasado es fácil de ablandar.

La diversidad social, política y cultural existente en “la capital de la cultura maya” resulta favorable para la realización de una celebración/conmemoración de 2010 como una actividad de todos, se podría contribuir a la educación y formación de ciudadanía con identidad, a interesarnos a todos por la historia que sistematiza lo bueno y lo malo, la que enseña que es mejor la convivencia pacífica que nos permite seguir construyendo patria.

sábado, 17 de octubre de 2009

517 AÑOS DE RESISTENCIA


En el marco de las jornadas organizadas por la Academia de la Lengua y Cultura Mayas de Quintana Roo para conmemorar los 517 años de la resistencia y la identidad maya se realizó recientemente la conferencia “La lengua y la cultura maya como base para una propuesta metodológica para el desarrollo de la interpretación legal” que sustentaron en la casa de la cultura de esta ciudad los doctores Fidencio Briceño Chel y Antonio García Zúñiga.

Los investigadores del INAH delegación Yucatán, quienes al final del evento tomaron protesta como miembros honorarios de la Academia quintanarroense explicaron a un grupo de intelectuales mayas las diferencias que existen entre la interpretación que se realiza en discursos orales y la traducción de documentos escritos como actas, bandos, leyes, etc.

Destacaron que según los derechos lingüísticos de los pueblos indígenas establecidos en la Ley General que dio origen al INALI se establece que las lenguas mexicanas originarias deben usarse y son oficiales en las regiones donde se han asentado históricamente y que por lo mismo las instituciones de salud, educación, de procuración e impartición de justicia deben generar políticas públicas para hacer valer esos derechos ciudadanos.

Saludaron que la Acamaya este trabajando en la profesionalización de sus miembros ya que en agosto, coordinados con la UIMQROO, y el INAH realizaron un diplomado; e informaron que en Yucatán varias instituciones están sumando esfuerzos para capacitar en seminarios a los aspirantes a la certificación como intérpretes o traductores en juzgados.

En ese marco, el presidente de la Academia Juan Antonio Alonzo Díaz comentó que el secretario de esta organización quintanarroense, Gaspar Maglah Canul ya se encuentra haciendo interpretaciones para personas mayahablantes que así lo requieren a petición del juzgado segundo federal con el apoyo de la judicatura federal.

Briceño Chel retomó que no es sencillo hacer traducciones a lenguas indígenas porque el idioma maya se vale de recursos propios de la cultura y la cosmovisión, por lo que la conformación del sentido de los conceptos en maya van más allá de un significado simple. Entra en juego lo pragmático, lo cognoscitivo, lo lingüístico y lo cultural, que en conjunto modelan los mecanismos de creación y recreación de significados.

“El papel del intérprete implicará tomar en cuenta todos estos detalles para saber las palabras y el lenguaje a utilizar pues un evento como el que implica la interpretación jurídica se trata de espacio, tiempo y contexto ritualizados, por lo que la lengua se vuelve también especial, por estar conformada por los componentes propios de la comunidad de la que se forme parte”, concluyó Briceño Chel.

BOLETIN DE ACAMAYA

viernes, 16 de octubre de 2009

CELEBRACION DE LA FUNDACION DE NOJ KAAJ SANTA CRUZ


La presentación del audiovisual titulado “Guerra de liberación del pueblo Maya, Génesis de un pueblo en resistencia” formó parte de las conferencias impartidas ayer en la escuela secundaria técnica “José María Luis Mora” para celebrar los 159 años de la ciudad.

De esta manera la Secretaria de Cultura continuó la celebración de la fundación de la antigua Noj Kaaj Santa Cruz X Baalam Naj, hoy Felipe Carrillo Puerto. La audiovisión fue producida por Ernesto Aj Kin Chablé, estudiante de la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo, y permitió que los alumnos del tercer grado de secundaria técnica conocieran en forma amena los antecedentes de la fundación de Noj Kaaj Santa Cruz, la importancia de la creación de esta capital maya y lo ocurrido en el periodo de 1847 a 1933.

Precisamente ayer, 15 de octubre se recordó que en el año de 1850 surgió Noj Kaaj Santa Cruz x Baalam Naj, que en español quiere decir: El gran pueblo de la Santa Cruz, casa oculta del jaguar. Luego del audiovisual y como segunda parte de la actividad el promotor cultural y cronista, Carlos Chablé Mendoza, habló de los nombres que ha tenido la ciudad: Santa Cruz de Bravo (1901); Santa Cruz (1932) y Felipe Carrillo Puerto desde el 1 de agosto de 1934, hace 75 años.

El cronista propuso en su lectura que hace de las efemérides a través de las radios XECPR y XENKA, que al igual que la promoción que se hace a las próximas celebraciones de 2010 se prepare también la celebración de los 160 años de la fundación de Noj Kaj Santa Cruz, dándole la misma importancia y relevancia que a la del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución.

Por otra parte, en el parque santuario de la Cruz Parlante el Instituto para el Desarrollo de la Etnia Maya de Quintana Roo, en coordinación con los dignatarios mayas que realizan sus guardias en ese lugar, realizó un festival artístico que fue marco para la firma de convenios de ese instituto con instituciones educativas. Durante el evento en el centro ceremonial se dio lectura a la proclama de Juan de la Cruz escrita en maya en 1850 y de su traducción al español que fue publicada en la revista Nicte T’aan en octubre de 2001. Los dignatarios realizaron además una ceremonia especial que culminó a las 15 horas con el maatán, una comida tradicional para todos los que asistieron.

BOLETIN DE LA CASA DE LA CULTURA

miércoles, 14 de octubre de 2009

HACIA LOS 160 AÑOS DE NOJ KAAJ SANTA CRUZ


La Secretaria de Cultura celebra los 159 años de la fundación de la antigua Noj Kaaj Santa Cruz X Baalam Naj, hoy Felipe Carrillo Puerto, realizando conferencias en las dos escuelas secundarias de la ciudad.

El profesor Francisco Montero Medina informó que en coordinación con las direcciones de las escuelas se vienen impartiendo charlas sobre la historia de la fundación de la ciudad con el fin de contribuir a la recuperación, conservación y fortalecimiento de la cultura y la identidad dentro de la diversidad de nuestro estado.

De esta forma el pasado lunes 12 el promotor cultural y cronista, Carlos Chablé Mendoza, impartió la conferencia “Antecedentes, fundación y perspectivas de la ciudad” a los seis grupos del primer grado de la secundaria federal “Leona Vicario”, turno matutino.

Recordó que desde hace cuatro años se viene haciendo esta labor con escuelas primarias y secundarias con el fin de contribuir a que las nuevas generaciones conozcan los elementos que forman nuestra identidad y los principales pasajes de nuestra historia regional.

Como en las ocasiones anteriores se ha podido notar el interés de los estudiantes en las conferencias, sus participaciones en las conferencias resultan ser mensajes gratificantes y son señales de buenos augurios para todos.

El próximo jueves 15 de octubre las conferencias serán impartidas a los alumnos del tercer grado de la escuela secundaria técnica número 26 “José María Luis Mora”.

Por su parte, Chablé Mendoza comentó que lo que hoy conocemos como nuestra ciudad cabecera municipal, Felipe Carrillo Puerto, fue fundada el 15 de octubre de 1850 y se llamó originalmente Noj Kaaj Santa Cruz x Baalam Naj, que en español quiere decir: El gran pueblo de la Santa Cruz, casa oculta del jaguar. Este lugar considerado sagrado fue resultado de la Guerra de Castas que inició el 30 de julio 1847.

Durante medio siglo, de 1850 a 1901, la cultura maya floreció nuevamente luego de que los españoles la habían tratado de destruir durante la invasión y conquista. Se forjaron en ese lapso tradiciones que hasta hoy sobreviven manifestándose en cada una de nuestras fiestas tradicionales en especial en los centros ceremoniales de Xcacal Guardia, Chumpóm, Tulum, Chancaj Veracruz y Carrillo Puerto.

A los estudiantes se les informa que la ciudad ha recibido varios nombres: el 10 junio de 1901 se le impuso el de Santa Cruz de Bravo, el 16 enero de 1932 el de Santa Cruz y desde el 1 de agosto de 1934 nuestra ciudad y municipio llevan el nombre de Felipe Carrillo Puerto, como reconocimiento al ilustre luchador socialista que siendo gobernador de Yucatán ayudó a los mayas en la organización de las primeras cooperativas chicleras en el territorio.

Desde que Quintana Roo se convierte en Estado Libre y Soberano, el 8 de octubre de 1974, Carrillo Puerto ha venido sufriendo cambios tendientes al desarrollo. Actualmente, hay acciones e iniciativas de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial inclinadas a lograr mejores condiciones de vida para su población que tiene ya más de 65 mil habitantes.

En este municipio se encuentra la mayor parte de la Reserva de la Biosfera de Sian Ka'an que es nuestro principal atractivo turístico y una de las más importantes zonas naturales protegidas del país declarada por la UNESCO en 1987 como Patrimonio de la Humanidad.
BOLETIN DE LA CASA DE LA CULTURA

lunes, 14 de septiembre de 2009

ZAPATA VIVE EN CARRILLO PUERTO




Carlos Chablé Mendoza
Cronista de ciudad.

La mesa temática “Zapata en la tradición oral, Zapata icono del arte contemporáneo” se hizo por un motivo especial, hoy se cumplen 100 años de que Emiliano Zapata fue nombrado por su comunidad como presidente del Consejo para la defensa de las tierras de Anenecuilco. Con ese importante encargo dio comienzo su trayectoria como revolucionario agrarista y defensor del derecho de los pueblos indígenas a su territorialidad, sus ideas llegaron a influir hasta aquí, en la Península de Yucatán y se concretaron en la creación del Partido Socialista del Sureste (PSSE).

Muy interesante fue esta actividad para la mayoría de los asistentes entre los que hubo jóvenes estudiantes, investigadores, profesores, promotores culturales y funcionarios del ayuntamiento. Luego de la bienvenida a cargo de este cronista y de la presentación que hizo el Lic. Sebastián Estrella Pool de las ponentes, la doctora en letras hispanoamericanas y profesora de la Universidad de Oregon Ramsey Tracy platicó de las diversas fases de la vida de Zapata y nos lo enseñó ante todo como humano, como un esclarecido líder indígena decidido a luchar por los derechos de sus demás hermanos del sur y centro del país.

Llamó la atención que en cada aspecto de la vida del caudillo la dra. Tracy enseñaba una foto de archivo, de aquellas en las que antes de la charla seguramente nos acostumbramos a verlo como el héroe inalcanzable o al hombre hecho mito y leyenda, casi glorificado, idealizado pero muerto como sus ideas. Al menos ese ha sido el intento de los enemigos del agrarismo y los derechos indígenas: que le prendan las velas que quieran pero que no sigan su ejemplo.

Mas tiempo dedicó a la foto cuando Zapata cedió la silla presidencial a Francisco Villa, en aquel momento cuando los lideres de la Convención Revolucionaria entraron victoriosos a la ciudad de México. Esa actitud del caudillo fue para dejar en claro que no aspiraba a gobernar, que no era su meta llegar a ser presidente sino que tenía más bien una férrea convicción de servir a su gente. Cuando la ponente habló sobre la muerte de Zapata comentó el desesperado interés del gobierno por demostrar que el asesinado en Chinameca era en verdad Emiliano Zapata. Hoy, según la tradición oral recogida en el estado de Morelos por la Dra. Tracy, muchos ancianos sobrevivientes del zapatismo enseñan que después del 10 de abril de 1919 el caudillo siguió cabalgando muchos años más en las montañas del sur de México.

La intervención de Marisol Berlín Villafaña, promotora cultural y representante del Ceqroode, fue más ligera pero siempre interesante por el gran numero de imágenes con las que mostró la enorme cantidad de creaciones en artes plásticas, visuales, literatura, caricatura, poesía, canto, etc. que sus autores hicieron inspirados en la personalidad de Zapata. Algunos lo llamaron “el Atila del sur”, otros lo calificaron de bandido y mujeriego, pero, según la opinión de Berlín, Zapata fue ante todo una persona que jugó un papel protagónico en la revolución a favor de los pueblos indígenas.

Las imágenes que expuso, vistas con detenimiento sobre todo las fotografías de la época de auge del caudillo, muestran lo mismo a un Zapata triste y romántico como al absorto por sus pensamientos, al charro gallardo y valiente, al justiciero, al Zapata enamorado, en fin: todos somos Zapata o nos podemos ver representados por él. Y así pudimos conocer también al Zapata de la insurrección maya de 1994 que aun encapuchado nos enseña su mirada decidida a continuar una lucha postergada.

La mesa temática “Zapata en la tradición oral, Zapata icono del arte contemporáneo” fue convocada por la Secretaría de Cultura, la Comisión Organizadora del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución en esta ciudad, y el Centro Quintanarroense de Desarrollo, AC (Ceqroode). El momento álgido de esta actividad realizada anoche en la Casa de la Cultura de Carrillo Puerto fue tal vez cuando la profesora Antonieta Aguilar Ríos salió de entre el público para compartir brevemente sus vivencias en el estado de Morelos, cuando interpretó un Himno a Emiliano que se cantaba en las escuelas junto con el Himno Nacional y cuando leyó algunas estrofas del Corrido a Zapata.

Luego de los aplausos que le siguieron hasta el regreso a su asiento la mesa temática se convirtió en alegre tertulia a cuyo término todos y todas se fueron seguramente con la sensación de que Zapata caminaba junto a cada uno de nosotros.

Así son las cosas aquí en el centro de la cultura maya de Quintana Roo, las celebraciones de 2010 deberán tener sentido para los que habitamos aquí y esta que fue la segunda actividad realizada para promover los festejos del Bicentenario y Centenario, tuvo especial sentimiento pues don Felipe Carrillo Puerto además de haber sido nombrado por Zapata en 1914 como coronel de caballería del Ejercito Libertador del Sur, regresó al año siguiente a Yucatán para dar continuidad al pensamiento y lucha del caudillo. Organizó junto con otros lideres obreros y campesinos el PSSE, y retomando la bandera de ¡Tierra y Libertad!, llegaron a empoderar a los mayas a través de las Ligas de Resistencia, a ser gobierno popular cuyas obras y acciones han trascendido y dejado profunda huella en nuestra historia regional.

F. Carrillo Puerto, Quintana Roo, 12 septiembre de 2009.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

ZAPATA EN CARRILLO PUERTO



“Zapata en la tradición oral, Zapata ícono de Arte Contemporáneo” es el nombre de la mesa temática en la que participarán la doctora Ramsey Tracy, y la promotora cultural Marisol Berlín Villafaña. Se realizará este viernes 11 de septiembre a las siete de la noche en la Casa de la Cultura de Felipe Carrillo Puerto.

Este evento es organizado por la Secretaria de Cultura, la Comisión Organizadora del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución y el Centro Quintanarroense de Desarrollo, A.C.(Ceqroode)

El profr. Juan Francisco Montero Medina informó que esta es la segunda actividad que se realiza orientada a promover la próxima celebración del Bicentenario de la Independencia y del Centenario de la Revolución. La primera que se hizo fue una mesa redonda titulada “Entre la Independencia y la Revolución: La Guerra de Castas de Yucatán de 1847”.

Ramsey Tracy es una investigadora de la lengua y la cultura maya; en 2008 gracias a la beca Fulbright del departamento de educación de los Estados Unidos concluyó su propuesta de tesis de Doctorado por la Universidad de Tulane, Nueva Orleáns, que consistió en la planeación e implementación del Fondo Cultural Guerra de Castas (FCGC). Este fondo puede consultarse en el Museo de la Guerra de Castas en Tihosuco y en la Biblioteca Popol Naj del Ceqroode ubicada en la calle 67 con 50, col. Lázaro Cárdenas de esta ciudad.

En su participación en la mesa temática “Zapata en la tradición oral, Zapata ícono de Arte Contemporáneo” la Dra. Tracy compartirá datoS de su tesis de maestría que versó sobre Emiliano Zapata, caudillo de la revolución suriana en el siglo XX, trabajo para el cual revisó archivos y conoció sobre todo la tradición oral por lo que puede introducirnos a un conocimiento más profundo de este personaje, su entorno social y lo que recuerda de él la gente del estado de Morelos.

Marisol Berlín Villafaña, abordará al personaje como inspirador de creadores de arte y cultura; es promotora cultural desde 1980, se desempeño como productora en Radio Universidad de Yucatán. En los años 90 fue corresponsal de Notimex y del Diario de Yucatán en esta ciudad. En 1989 recibió la mención honorifica “Audomaro Castillo” del Premio Estatal de Periodismo; en 1992 fue coordinadora de la serie “K lu'umi', Nuestra tierra” con la que el Ceqroode ganó el Premio Nacional a la Radiodifusión Indígena. Actualmente es presidenta de dicha asociación y vocal de relaciones de la Academia Maya de Quintana Roo.

Montero Medina reiteró su invitación a maestros, estudiantes y público en general para asistir a esta segunda actividad orientada a promover la próxima celebración del Bicentenario y del Centenario en esta ciudad, capital de la cultura maya en Quintana Roo.
BOLETIN DE LA CASA DE LA CULTURA

sábado, 5 de septiembre de 2009

MOVIMIENTO CULTURAL PARA LA NORMALIZACION DE LA LENGUA MAYA



por Carlos Chablé Mendoza

“Hay casos en los que atender a los hablantes de lenguas indígenas es cosa de vida o muerte, por lo que se hace necesario que en las instituciones de salud y de impartición de justicia cuenten con personal capacitado para no poner en peligro la integridad física de los mexicanos que no hablan el español”.
Fernando Nava López, director general del INALI

Un cuarto de siglo ha pasado desde la realización de un importante dialogo entre las diversas instituciones que trabajaban la lengua maya en la Península de Yucatán y que tuvo como principal resultado un alfabeto que vino a facilitar la escritura en maya. Esta importante convención se hizo el 22 de agosto de 1984 y dio continuidad a la reunión convocada en 1981 por la Unidad Regional de Culturas Populares.

Llegar a unificar criterios en torno al alfabeto a utilizar para escribir la lengua que hablan más de 700 mil habitantes de la península fue un aporte valioso que además de impulsar la alfabetización en el medio indígena sentó base para un futuro desarrollo lingüístico. Pese a que hace 25 años fue aprobado por consenso el alfabeto mencionado aun no se generaliza y todavía no se ha logrado que su uso sea norma en la actualidad.

Años después, en 2006, se realizó en la Universidad Autónoma de Campeche, una reunión convocada por el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, con la asistencia de representantes de distintas instituciones educativas y academias mayas para analizar la funcionalidad del alfabeto aprobado en 1984. En dicho encuentro se habló mucho de las diferencias en el aspecto ortográfico y como resultado de este la Dirección General de Educación Indígena convocó a dos talleres de normalización de la lengua maya en Diciembre de 2007 y en Julio de 2008, ambos tuvieron como objetivos retomar, ratificar, proponer y construir las normas de uso del alfabeto aprobado en 1984.

A fines de julio de este año se hizo un tercer taller en el que se acordó integrar un programa de trabajo, 2009- 2010, para poner en práctica la difusión de las normas de la escritura de la lengua maya en los tres estados de la Península.

Todo lo anterior viene a colación para enterarle de las circunstancias, los esfuerzos institucionales y de asociaciones civiles, como las academias mayas, para llegar a la normalización de la lengua maya. Debo decir enseguida que comparto con el presidente de la Academia de la Lengua y Cultura Mayas de Quintana Roo, Juan Antonio Alonzo Díaz, que se debe seguir buscando la normalización de la lectoescritura en lengua maya y que esta va más allá del puro uso de un alfabeto consensado.

Considero también que el asunto de la llamada normalización debe potenciarse con la claridad de que la lengua que se habla en la península es un elemento fundamental de nuestra cultura maya, igual que el territorio y el entorno natural en que se desarrolla.

La labor institucional relatada al principio ha sido importante y la que han hecho luego organizaciones como las academias mayas existentes en Yucatán, Campeche y Quintana Roo, como CELICMAYA, Mayaón, Ceqroode entre otras tantas asociaciones, también ha sido valioso y tendrá viabilidad siempre que logren involucrar a la sociedad maya hablante y, porque no, a todos los interesados en el desarrollo de nuestra región a partir de una relación intercultural.

Al saber del tercer taller interestatal para la normalización que se hizo recientemente en Mérida y observar la cobertura que le dieron los medios de comunicación, me llamó la atención el manejo político que se hizo del importante evento y que al final no hubo un compromiso claro de parte de los ejecutivos estatales. ¿Comenzarán a dar sus informes de gobierno también en lengua maya? ¿Pedirán como requisito a los aspirantes a servidores públicos saber hablar esta lengua? ¿Impondrán la lengua maya como materia obligatoria en secundaria y preparatoria tal y como sucedió con el ingles y el francés? ¿Los integrantes de las legislaturas estatales y sus auxiliares atenderán a los mayas en su idioma? ¿Se cumplirá con los objetivos de dar espacio a la lengua maya en los medios de comunicación públicos y privados como marca la ley de derechos lingüísticos?

Para poder dar una respuesta positiva a las preguntas anteriores, para llegar a la normalización de la lengua maya se necesita impulsar un movimiento cultural y este tiene que pisar el terreno político pues sin participación social y sin gestión no hay manera de que los gobiernos asuman la normalización como parte del desarrollo al que tiene derecho el pueblo maya peninsular.

Debe ser un movimiento tal que, como dijo en una conferencia el dirigente de la organización peninsular Mayaón, Bartolomé Alonzo Caamal, los profesionistas mayas deben ser protagonistas de su historia y ocupar también las direcciones de las instituciones públicas. Normalizar no es crear una serie de normas, es más bien un movimiento social y cultural que implica también incursionar en la política para lograrlo. (Conferencia La normalización de la lengua maya, F. Carrillo Puerto, 29 febrero-1 marzo 2008, Foro sobre política indígena)

Normalizar implica hacer políticas de desarrollo lingüístico maya, escribir y publicar en forma masiva textos en lengua maya sobre ciencia, historia, política. Crear radios y canales de televisión, periódicos y revistas en maya. Es un proceso social, todo un movimiento cultural que tiene a favor que el de la lengua maya es un caso único en el país, así lo enseña el Catalogo de Lenguas Indígenas Nacionales del INALI (que registra 64 grupos lingüísticos y 364 variantes). La Península de Yucatán es una unidad en donde la lengua materna no tiene variantes por lo que cuenta con mejores condiciones para el proceso de normalización. El Maaya t’aan es hablado por más de 700,000 hablantes en los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo y que sólo tiene pequeñas variantes de tono. (Diplomado sobre Gramática Maya realizado en la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo 10-14 agosto 2009)

El reto es asumir el proceso como instituciones, organizaciones y como sociedad en general, y en este proceso la convención de 1984 es una herramienta fundamental. Los profesionistas mayas que se burocratizaron en las instituciones educativas y se olvidaron de esta tarea serán desplazados en forma natural con el crecimiento de este movimiento cultural maya que verá la importancia estratégica de la unidad lingüística, misma que debe estar por encima de las divisiones políticas, territoriales y administrativas impuestas por el colonialismo en la Península de Yucatán.

sábado, 22 de agosto de 2009

MOK T´AANILO’OB T’ HO

DECLARACION DE T’ HO
Mérida, Yucatán

Los asistentes al TALLER PENINSULAR DE PERIODISMO INDIGENA realizado en la ciudad de Mérida, Yucatán, (antigua T’ Ho); comunicadores mayas provenientes de los tres estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo en base a lo estipulado en el Articulo Segundo Constitucional en su apartado referente a medios de comunicación, la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas, el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre derechos de los pueblos indígenas.
Considerando que la población que conforma la península en su mayoría somos pertenecientes al Pueblo Maya

Demandamos al Estado mexicano:
1.- Que se reserve el 30 por ciento del espectro radioeléctrico para radios indígenas y comunitarias.
2.- Que se otorgue el 30 por ciento del tiempo de la transmisión en los diferentes medios de comunicación públicos y comerciales para la difusión de mensajes e información de interés del pueblo maya peninsular en su propio idioma.
3.- Que se suspenda el cierre de radios comunitarias e indígenas que operan en distintas entidades del país en tanto se elabore una nueva ley de comunicación que garantice los derechos de los pueblos indígenas en esta materia.
4.- Que la nueva Legislatura Federal tome como prioridad la revisión de la Ley de Telecomunicaciones y derogue la llamada Ley Televisa, emitiendo una nueva que sea plural y equitativa incluyendo a las 62 lenguas originarias y sus variantes, que son consideradas como lenguas nacionales en la Ley General de Derechos Lingüísticos.
5.- Que un porcentaje del programa de La Hora Nacional se asigne para que se difundan contenidos sobre pueblos indígenas producidos por comunicadores o medios pertenecientes a estos pueblos.
6.- Que el 1 por ciento del presupuesto de Comunicación Social de Presidencia de la República se destine para el fortalecimiento, impulso y consolidación de las iniciativas de comunicación indígena.

Demandamos a los tres órdenes de gobierno de los Estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo:
1.- Que se reconozca y hagan efectivo el derecho del pueblo maya a la adquisición, operación y administración de medios de comunicación
2.- La urgente necesidad de los estados de la península de reformar las Constituciones estatales y la elaboración de sus respectivas leyes reglamentarias en materia de comunicación indígena.
3.- Que en este sentido se instrumenten políticas públicas desde lo local con el fin de promover y acompañar a las comunidades mayas en su proceso de desarrollo con identidad.
4.- Que la información de los programas oficiales dirigidos a pueblos indígenas por los tres poderes y niveles de gobierno sean difundidos de manera oral, gráfica y escrita en lengua maya.
5.- Que sean asignados presupuestos específicos para el equipamiento de medios indígenas y capacitación de comunicadores mayas.
6.- Que el presupuesto de las Direcciones de Comunicación Social de los gobiernos estatales se destinen de manera proporcional de acuerdo a la población indígena en cada estado para el fortalecimiento, impulso y consolidación de iniciativas de comunicación.

Acordamos:
1- Participar en el 3er. Congreso Nacional de Comunicación Indígena a realizarse próximamente.
2- Crear y fortalecer la Red de Comunicadores Mayas de manera incluyente.
3- Continuar con la capacitación de niños, jóvenes y mujeres mayas en todos los ámbitos de la comunicación.

20 TI´U WINA´ALIL AGOSTO TI´U JA´ABIL 2009
AJ MEYAJO’ OB TI PÉEKSILO’OB

XXV ANIVERSARIO DE LA CONVENCION DEL 84


Hace 25 años, el 22 de agosto de 1984, se realizó un dialogo peninsular entre las diversas instituciones que trabajaban la lengua maya con el objetivo de intercambiar ideas y se obtuvo como resultado un alfabeto que incluyó grafías acordes a las usadas en la lengua castellana que vino a facilitar la virtual escritura en ambas lenguas e impulsar la alfabetización en el medio indígena. Esta importante convención dio continuidad a la reunión convocada en 1981 por la Unidad Regional de Culturas Populares con el mismo fin de unificar criterios en torno al alfabeto a usar para escribir nuestra lengua materna.

El lic. Juan Antonio Alonzo Díaz, presidente de la Academia de la Lengua y Cultura Mayas de Quintana Roo, recordó que en esa ocasión varios de los que hoy son miembros de esta academia participaron en esa importante reunión que contribuyó al desarrollo de nuestra lengua en cuanto a su registro y preservación.

Dijo que desde entonces, y más aún al constituirse como academia, han participando en las reuniones realizadas en los últimos tres años convocadas por el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI) y la DGEI en donde se hace la revisión de los acuerdos de la convención de 1984 y se sigue buscando la normalización de la lectura y escritura de la lengua maya que va mas allá del puro alfabeto.

Mencionó que en este mismo sentido 40 intelectuales mayas de los tres estados de la península participaron recientemente en un Diplomado sobre Gramática Maya realizado por la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo, el INALI, la Academia de la Lengua y Cultura Mayas de Quintana Roo y el IEMQROO.

Durante cinco días los doctores en lingüística e investigadores del INAH-Yucatán, Fidencio Briceño Chel y Antonio García Zúñiga, propiciaron la reflexión e interacción de maestros y alumnos de la UIMQROO, miembros de la Academia Maya de Quintana Roo, personal del IEEJA, de la asociación Maya’on, del Centro de Idiomas del Instituto Campechano y la Universidad de Oriente, en este que fue el primero de tres diplomados que se harán para dotar de herramientas metodológicas novedosas en lengua maya a este nutrido grupo interdisciplinario.

El Dr. Fernando Nava López, director general del INALI impartió una conferencia sobre los avances y perspectivas del trabajo que realiza ese instituto, mismo que prevé la certificación de profesionales que puedan fungir como servidores públicos en aspectos de impartición de justicia, educación y salud en lenguas indígenas. Destacó que el INALI y las instituciones de hablantes de lenguas indígenas son corresponsables de hacer valer nuestros derechos lingüísticos en todos los aspectos de la vida cotidiana.

“Hay casos en los que atender a los hablantes de lenguas indígenas es cosa de vida o muerte, por lo que se hace necesario que en las instituciones de salud y de impartición de justicia cuenten con personal capacitado para no poner en peligro la integridad física de los mexicanos que no hablan el español”, destacó.

Por su parte el rector de la UIMQROO, Dr. Francisco Rosado May destacó el trabajo interinstitucional que permitió el diplomado y adelantó que la Universidad Intercultural Maya seguirá facilitando la existencia de espacios para la promoción de la lengua maya y vinculando iniciativas como esta con otras instituciones de nivel superior en la península.

Durante el diplomado recién concluido se mencionó que el idioma Maya yucateco es una de las lenguas que forma parte de la gran familia maya que cuenta hoy con más de 20 sistemas lingüísticos que derivaron del MAM, la lengua madre que se originó hace miles de años en las montañas de Guatemala. El Maaya t’aan es hablado por más de 700,000 hablantes en los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo y que sólo tiene pequeñas variantes de tono.
(BOLETIN DE ACAMAYA)

martes, 11 de agosto de 2009

PACHECO CRUZ, APÓSTOL DEL IDIOMA MAYA

Por Carlos Chablé Mendoza

El 11 de agosto de 1970, hace 39 años, murió cuando estaba en la plenitud de su actividad creadora, el profesor, investigador y mayista Santiago Pacheco Cruz. Había nacido en Tinúm, Campeche el 1 de enero de 1885 y era muy pequeño cuando su familia se trasladó a Yucatán. Estudió en la ciudad de Mérida hasta obtener su grado correspondiente en la Escuela Normal de Profesores; de 1907 a 1912 se desempeñó como director de la escuela para Varones en la población de Bolón, Yucatán. En 1913 fue director de varias escuelas en Mérida, Yucatán. De 1914 a 1918 participó en el movimiento revolucionario y obtuvo el grado de coronel de Infantería.

Por su dedicación al trabajo magisterial ocupó numerosos cargos, de 1918 a 1931 fue inspector asesor de zonas rurales, dependiendo del estado de Yucatán; de 1932 a 1940 fungió como inspector de la zona maya en el entonces territorio federal de Quintana Roo. Desempeñó otras comisiones hasta que se jubiló con más de 50 años al servicio del magisterio y se le otorgó la medalla Altamirano.

En Quintana Roo se considera a don Santiago Pacheco Cruz como un pionero en la educación. A lo largo de su vida reflexionó acerca de la importancia de este territorio como una región en la cual era necesario brindar todos los apoyos para alcanzar el desarrollo y la justicia social, dejando muy en claro que la única forma de hacerlo era mediante la educación.

Llegó a conocer muy bien el territorio quintanarroense debido a sus visitas de supervisión a los maestros establecidos en lugares muy apartados, circunstancia que aprovechó para investigar acerca de la lengua, cultura y tradiciones del pueblo maya. Se casó con doña Fidelia Pérez Vela con quien compartió toda su vida.

Es considerado como uno de los primeros mayistas por sus obras acerca del estudio de la lengua maya. Investigadores de esta cultura ancestral de diferentes partes del mundo consultan los libros de Pacheco Cruz. Este filólogo maya dejó en total un legado de 82 obras así que lo poco que se ha escrito de él no es ni la decima parte de su obra literaria.

Su libro Compendio del idioma maya publicado en 1912 fue reeditado cinco veces; en 1914 tradujo al maya El decreto de liberación de los peones del campo, el artículo 123 de la Constitución así como la Cartilla Cívica de los Trabajadores que escribió el maestro Luis Álvarez Barret. Fue autor de numerosas obras de teatro regional como: El amor es dulce, Basta de majaderías, Justicia Proletaria, Los apuros de un maestro, entre otras tantas y escribió también el Estudio Etnográfico de los Mayas de Quintana Roo, Usos y costumbres, religión y supersticiones de los mayas; Geografía del Territorio de Quintana Roo y Antropología cultural maya.

Escribió en 1953 la obra de carácter histórico político Recuerdos de la Propaganda Constitucionalista en Yucatán con una semblanza de la vida, actuación y asesinato del Gobernador Felipe Carrillo Puerto. Una obra muy importante para la historia de Quintana Roo y en particular para la sociedad chetumaleña es el libro Janet, o la tragedia de Chetumal, que describe clara y dramáticamente los acontecimientos durante y después del ciclón Janet en 1955; según la investigadora Lorena Careaga "esta obra es la descripción más completa del ciclón Janet y de los estragos que causó ".

Como miembro de la Asociación Mexicana de Geografía y Estadística y de la Asociación de Geografía e Historia de Guatemala sostuvo una interesante polémica con otros escritores y periodistas acerca de la lengua maya lo que dio lugar al folleto titulado Algo sobre filología maya publicado en 1966. La última de sus 82 obras fue El verdadero diccionario de la lengua maya.

En la Enciclopedia de Quintana Roo se habla del profesor Santiago Pacheco Cruz como un personaje que luchó durante su prolífica vida a favor de la educación, la cultura, civilización, la reivindicación del pueblo maya y de su idioma. Y que por eso mismo el poeta yucateco Antonio Mediz Bolio lo consideró como el apóstol del idioma maya. Falleció en la ciudad de Mérida hace 39 años y varias escuelas llevan su nombre así como una de las principales avenidas de esta ciudad de Felipe Carrillo Puerto, centro cultural de Quintana Roo. (CCHM)

Bibliografía:
• Enciclopedia de Quintana Roo. Tomo 6
• http://biblioteca.uqroo.mx
• http://www.e-local.gob.mx/

viernes, 31 de julio de 2009

75 ANIVERSARIO

> Don Felipe Carrillo Puerto.

Este 1 de agosto se cumplen 75 años de que se impuso el nombre de Felipe Carrillo Puerto a nuestro municipio y ciudad. Mediante un decreto publicado en el Diario Oficial del Gobierno Socialista del Estado de Yucatán el 1 de agosto de 1934 se dio a conocer este acuerdo tomado por el Congreso Yucateco el 27 de julio del mismo año, indicó el cronista Carlos Chablé Medoza.

En ese entonces el gobernador de Yucatán era el Lic. César Alayola Barrera y el territorio de Quintana Roo estaba dividido entre ese estado y el estado de Campeche.

El congreso tomó esa decisión como reconocimiento a don Felipe Carrillo Puerto quien fuera gobernante de Yucatán entre 1922 y 1924. Este personaje fue destacado líder campesino y obrero con una trayectoria revolucionaria a favor del pueblo y la cultura maya peninsular, ayudó a los mayas de esta región en la organización de las primeras cooperativas chicleras con el fin de que dejaran de ser víctimas de las compañías extranjeras y de que comercializaran el látex extraído del chicozapote en su beneficio.

Chablé Mendoza recordó que en su larga historia nuestra ciudad ha tenido diversos nombres: fue fundada en octubre de 1850 con el nombre de Noj Kaaj Santa Cruz X Baalam Naj; en junio de 1901, luego de la ocupación por el ejército mexicano, el dictador Porfirio Díaz le impuso Santa Cruz de Bravo; en enero de 1932 siendo ya parte del estado de Yucatán quedó como Santa Cruz y finalmente en un día como hoy, 1 de agosto de 1934, se le comenzó a llamar oficialmente como Felipe Carrillo Puerto.
Bien harían las autoridades correspondientes en celebrar este hecho como parte de la promoción de nuestra historia local e identidad, señaló el cronista.

jueves, 30 de julio de 2009

EL LEVANTAMIENTO MAYA DE 1847 Y DON JACINTO PAT


Por Carlos Chablé Mendoza
Cronista de Felipe Carrillo Puerto

Me tocó recordar y rendir homenaje a Don Jacinto Pat, nació en Tihosuco y fue batab, jefe de los mayas, de esa población. Según la Enciclopedia de Quintana Roo, Pat es un apellido maya antiguo que significa inventar, crear, el que hace cosas con barro o cera. Esta familia gobernó la provincia maya de Ekab, tuvo gran poder y presencia en Cozumel antes de la invasión española. Aj Naum Pat era el jalach uinic de la isla de Cozumel y cuando llegaron los invasores españoles muchos pobladores de esa isla se trasladaron a la península, más de 70 familias con este apellido vivieron en Cochuah, sobre todo en Tihosuco.

En su libro La conjura de Xinum dice el escritor yucateco Ermilo Abreu Gómez que los mayas que estaban al servicio de Jacinto Pat lo llamaban tatich y compartía con ellos los productos y ganancias de la tierra. Era vanidoso pero no egoísta. En sus horas de descanso leía libros que hablaban acerca de la historia de nuestra tierra, leía mucho y tenía fama de aprenderse de memoria pasajes de los escritos de Cogolludo. Admiraba a los héroes mayas que se opusieron a la invasión y conquista.

Del dinero no hacia mayor caso y lo gastaba como si tal cosa. Jamás tuvo la obstinación de acumular tesoros. Es más, decía a sus amigos que la riqueza pone agrio los espíritus. Solo sembraba lo necesario para el sustento de su familia y la gente a su servicio, y sentía profundo desprecio por los mercaderes y traficantes.

Tenía marcadas diferencias con don Cecilio Chí, ya que este priorizaba la guerra y Jacinto Pat además de decidirse por la guerra veía la negociación política como una forma de evitar más muertes y de restablecer la nación maya en su territorio y con gobierno propio. Una cosa los unió fuertemente: eran orgullosos de su origen maya y a toda costa querían librar al pueblo maya de la miseria y la explotación que le imponían los criollos. Eran fieles a su destino y para liberar a su pueblo estuvieron dispuestos a todo hasta perder la vida, como sucedió. Hubo mas como ellos pero no los registra la historia oficial.

En 1848, luego de un avance sostenido y victorioso del ejercito maya rebelde, el gobierno yucateco buscó llegar a un acuerdo de paz y de hecho enviados suyos pudieron dialogar con Jacinto Pat y llegar a importantes acuerdos con el fin de suspender la guerra, estos acuerdos eran: la abolición de la contribuciones personales de los mayas; reducción en el pago por derecho de bautizo y boda en las iglesias; el libre disfrute de los ejidos y terrenos que se consideraban baldíos; cancelación de las deudas, las nojoch cuentas, de los sirvientes mayas en las haciendas; la devolución de los rifles que les habían quitado; la abolición de los impuestos por destilar aguardiente, y una mas muy significativa, el reconocimiento de Miguel Barbachano como gobernador de los tsules y de don Jacinto como gobernador de los mayas. Estos acuerdos llegaron a ser firmados por el gobierno de Yucatán el 19 de abril de 1848.

A partir de estos acuerdos se hubiera podido iniciar una nueva etapa en la resistencia maya en condiciones de cierta igualdad que permitirían la existencia autónoma de la nación maya, pero lamentablemente esta valiosa iniciativa de Jacinto Pat no fue entendida por don Cecilio y otros líderes quienes veían como única alternativa seguir la guerra hasta lograr recuperar la península de Yucatán luego del exterminio o expulsión de los tsules.

Cecilio Chi deshizo estos acuerdos que se conocieron como los acuerdos de Tzucacab y reprendió a Jacinto Pat situación que comenzó a alejarlos.

Aprovecho este momento para recordar a don José María Barrera, el fundador de Noj Kaaj Santa Cruz, un mestizo que durante el apogeo de la guerra junto con Esteban Pat y Juan Justo Yam fueron de los principales seguidores y lugartenientes de don Jacinto Pat. Barrera consideraba igual que Jacinto Pat que podían llegar a establecer acuerdos con el gobierno yucateco para poner fin a la explotación de los mayas. De hecho, José María Barrera participó en la iniciativa de firmar el Tratado de Tzucacab. Aun así, nunca aceptaron la rendición como una alternativa y muestra de ello fue que junto con Marcelo Pat, hijo de don Jacinto, Barrera ejecutó a un batab en Peto que había insinuado la rendición de sus tropas al gobierno yucateco.

La guerra continuó, el ejército maya rebelde llegó a estar a solo 30 kms. de Mérida y por motivos aún no bien clarificados levantaron el cerco y se marcharon, situación que aprovechó el gobierno para iniciar una contraofensiva militar. Jacinto Pat se retiró a Peto y luego a Tabi.

Según la historia escrita por los tsules, la división entre los lideres mayas empeoró y don Jacinto Pat fue asesinado en Holchén a mediados de septiembre de 1849 por Venancio Pec luego de que este lo acusara de quedarse con el botín de guerra y de imponer tributos a los mayas.

Hay quienes dicen que el hubiera no existe, pero si las ideas de negociación política que tenía Don Jacinto Pat hubieran sido consideradas por los demás líderes del levantamiento tal vez la situación en la que viven hoy los mayas hubiera sido también muy diferente.

Mucho tenemos que aprender de estas lecciones dadas por los abuelos, debemos entender que cada uno de ellos: Manuel Antonio Ay, Cecilio Chí, Jacinto Pat, Bonifacio Novelo y José María Barrera jugaron diferentes e importantes papeles en este proceso histórico que comentamos. Resultaría fácil hablar de cada uno de ellos en forma aislada e incluso habrá quien acuse a uno u otro de algún error y que ese error determinó el desarrollo del conflicto.

A cada uno debemos valorarlo como parte de todo un movimiento que tuvo resultados importantes como la existencia de la nación maya masewal con ejercito y gobierno propio por más de medio siglo y que tuvo como capital Noj Kaaj Santa Cruz X Baalam Naj hoy Felipe Carrillo Puerto; la vigencia de nuestra lengua y cultura es otro resultado; y también que esta región maya sea considerada como ejemplo de lucha exitosa contra la invasión, conquista y colonización.

Los mayas son una nación con capacidad de resistir y sobrevivir, así lo han demostrado con su lucha desplegada durante los siglos XIX y XX y aun en este siglo XXI, como dijo hace unos días el antropólogo Jorge Cáceres durante su participación en una mesa redonda celebrada en la Casa de la Cultura de Carrillo Puerto.

Hoy, recordando a estos héroes mayas y en especial a don Jacinto Pat reiteramos lo dicho el año pasado aquí mismo y en esta misma celebración: depende de las nuevas generaciones de mayas, de los hijos más claros de nuestro pueblo, de los estudiosos e intelectuales mayas, hacer una revisión crítica de nuestra historia; lograr el ejercicio de nuestros derechos a la libre autodeterminación y autonomía, al desarrollo integral, justo y con identidad maya, derechos que son medianamente reconocidos en la legislación estatal quintanarroense, en el Convenio 169 de la OIT y más recientemente en la Declaración de la ONU sobre derechos de los pueblos indígenas .

martes, 28 de julio de 2009

NACION MAYA Y LA CELEBRACION DEL BICENTENARIO Y DEL CENTENARIO



F. Carrillo Puerto, Q. R. 28 julio 2009.- Con una invitación a continuar esta iniciativa de abrir espacios para la reflexión acerca del significado para el pueblo maya de la celebración del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución finalizó anoche una mesa redonda organizada por la Casa de la Cultura.
En la misma participaron el licenciado Sebastián Estrella Pool, coordinador del comité de festejos del bicentenario y centenario en el municipio; el antropólogo Mario Baltasar Collí Collí, docente de la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo y el investigador yucateco, Antrop. Jorge Franco Cáceres del CINVESTAV-IPN.
A la mesa redonda titulada “Entre la Independencia y la Revolución: La Guerra de Castas de Yucatán de 1847”, asistieron representantes de instituciones y organizaciones sociales así como público en general interesado en esta etapa de nuestra historia regional que hoy es recordada con actividades artísticas y culturales en Tepich y Tihosuco.
La reflexión fue coordinada por el cronista Carlos Chablé Mendoza y luego de la participación de los ponentes se dio un interesante intercambio de opiniones así como de preguntas de varios de los asistentes.
La Guerra de Castas es, junto con la invasión y conquista, uno de los episodios más desgarradores de la historia de la península de Yucatán. Este 26 de julio se cumplieron 162 años del inicio de esa guerra con el fusilamiento de Manuel Antonio Ay. La guerra culminaría hasta cincuenta años más tarde según la versión oficial de la historia, pero lo cierto es que hasta los años 30 sucedió la última de las escaramuzas en la que mayas rebeldes y ejército federal se enfrentaron en Dzulá, Quintana Roo.
Esta conmemoración tiene una especial importancia en nuestro municipio, lugar en donde se estableció la capital del territorio maya rebelde, la antigua Noj Kaaj Santa Cruz X Baalam Naj, actual ciudad Felipe Carrillo Puerto.
En su participación el lic. Estrella Pool destacó que la Guerra iniciada en 1847 no fue de Castas ni de razas sino que más bien fue en contra de la explotación que sufrían los mayas. - Durante este conflicto los mayas nunca fueron doblegados y tampoco exterminados, agregó.
Por su parte, el antrop. Collí Collí mencionó que la guerra coincidió con los esfuerzos de Porfirio Díaz por instaurar el desarrollo del capitalismo en México y el levantamiento maya fue un obstáculo para ello pues los lideres como Cecilio Chí y Jacinto Pat buscaron evitar a toda costa los daños del capitalismo sobre la población maya que ya era despojada de su tierra por los criollos que la dedicaban luego al cultivo de la caña, del henequén y la ganadería.
E su intervención Franco Cáceres señaló categórico que esta región maya es ejemplo de lucha exitosa contra la invasión, conquista y colonización. Los mayas son una nación con capacidad de resistir y sobrevivir, así lo demostraron con su lucha desplegada durante los siglos XIX y XX y aun en el siglo XXI.
- La independencia y la revolución la interpretan de manera diferente en cada generación pero lo cierto es que la identidad maya masewal es muy diferente a la mexicana, por ello las celebraciones no son compartidas de igual manera, destacó.
El público asistente fue muy participativo y quedó la propuesta a las instituciones y organizaciones sociales de Carrillo Puerto de continuar esta iniciativa llevándola a todos los sectores de la sociedad. El profesor Juan Francisco Montero Medina, director de la Casa de la Cultura, hizo entrega de sus respectivos reconocimientos a los ponentes e invitó a todos continuar la reflexión colectiva sobre los orígenes y consecuencias de la Guerra iniciada en 1847 en el marco de la celebración del Bicentenario y del Centenario.BOLETIN DE LA CASA DE LA CULTURA

EL GENERAL JUAN BAUTISTA VEGA

Olvidado por la autoridades educativas
Por Carlos Chablé Mendoza
Cronista de la ciudad

Falleció en esta ciudad el 28 de julio de 1969 y como homenaje a su memoria la escuela de la comunidad de Chunyah y una colonia de Carrillo Puerto llevan su nombre. Me refiero al general Juan Bautista Vega, personaje importante de nuestra historia regional a quien las autoridades educativas del municipio siguen sin incluir en su calendario de conmemoraciones cívicas.
Ya habíamos mencionado esta grave omisión cuando tampoco recordaron el natalicio del general Juan Bautista Vega que ocurrió el 24 de junio de 1885. Se trata de un protagonista de nuestro pasado reciente que hizo mucho por el establecimiento de la educación en esta región central de Quintana Roo. Pasaron nuevamente las fechas señaladas y no se hace ningún reconocimiento a su trayectoria que contribuyó a forjar el municipio que hoy tenemos.
El general Vega, jefe de los mayas de Chumpóm, solicitó desde 1962 al entonces presidente de la república Adolfo López Mateos la construcción de la escuela secundaria en esta ciudad, esta iniciativa fue retomada luego por un importante núcleo de ciudadanos entre los que se contaban el ingeniero Francisco Esquivel Martín, don Marcial Arana Chablé, el prof. Diego Espinoza Ayora y el mismo don Petronilo Vega Cen , hijo del mencionado general maya.
Destacó por su respaldo al establecimiento de las escuelas en esta región en tiempos en los que en muchas comunidades mayas los maestros no eran bien aceptados ni recibidos. Resulta injusto que los responsables del sector educativo y los organizadores de celebraciones cívicas en el ayuntamiento dejen de recordar a este dignatario maya.
Su labor a favor de la educación tuvo tal relevancia que el jefe del departamento de enseñanza rural a nivel federal, prof. Rafael Ramírez Castañeda, le hizo llegar al general Vega un oficio con fecha del 4 de noviembre de 1931 en el cual lo felicitaba y le agradecía su ayuda prestada a los maestros.
Vega nació en Cozumel y a los 12 años, durante un viaje con su padrastro Ruperto Loría y otras personas a tierra firme, fue capturado por los mayas cruzoob. Tratado como prisionero es llevado a Chumpón. Su conocimiento del español y el saber leer y escribir, lo salvan de ser sacrificado como ocurrió con sus acompañantes. Aprendió la lengua maya, asimiló la cultura y tradiciones de ese pueblo hasta hacerse ayudante de don Florentino Cituk, jefe principal de esa tribu maya. Al morir este jefe maya en agosto de 1915, Juan Bautista Vega llegó a ser secretario de la Cruz y general de ese importante centro ceremonial maya católico.

F. Carrillo Puerto, Q. R. 28 julio 2009.