martes, 30 de diciembre de 2008

JOSE MARIA BARRERA, FUNDADOR DE SANTA CRUZ X-BAALAM NAJ


En la foto de arriba don Pedro Pascual Barrera, Patrono de la Cruz en X-cacal Guardia (1935). Era nieto de José María Barrera el fundador de Santa Cruz.

* * * * * * * * *
Por Carlos Chablé Mendoza

Después de un combate ocurrido cerca de la Bahía de la Ascensión, el 31 de diciembre de 1852 murió en Yokdzonot José María Barrera, mestizo que durante el apogeo de la llamada Guerra de Castas junto con Esteban Pat y Juan Justo Yam fueron de los principales seguidores y lugartenientes de don Jacinto Pat.

Probado defensor de la causa maya, arrojado en las batallas, compartía con Jacinto Pat la idea de que podría llegarse a un acuerdo con el gobierno de Yucatán que pusiera fin a la conflagración iniciada en julio de 1847. De hecho, José María Barrera fue participe en la iniciativa de firmar el Tratado de Tzucacab firmada por Jacinto Pat que luego desconoció Cecilio Chí.

Aunque consideraba junto con Pat que podía llegarse a establecer acuerdos con el gobierno yucateco que pusieran fin a la explotación de los mayas, nunca aceptó la rendición como alternativa y una muestra de ello fue que junto con Marcelo Pat, hijo de don Jacinto, ejecutó a un batab en Peto por haber insinuado la rendición de sus tropas.

Al pasar el ejército yucateco a la contraofensiva los rebeldes se replegaron a la parte suroriental de la península. Con su liderazgo consolidado entre los mayas rebeldes, José María Barrera guió a sus tropas hasta el sitio en el que se fundó luego Noj Kaj Santa Cruz X-baalam Naj Kampokolche, hoy Felipe Carrillo Puerto. Junto con Manuel Nahuat estableció el culto a la Cruz Parlante, la misma que con sus mensajes logró mantener cohesionados y activos a los combatientes mayas de tal manera que durante medio siglo Santa Cruz fue la capital sagrada del inmenso territorio maya que hoy es el estado de Quintana Roo.

Barrera era temido y buscado por las fuerzas del gobierno yucateco mismo que intentó en diferentes momentos destruir el santuario de los cruzoob, así el 23 de marzo de 1851 Barrera logró escapar de un intento de asesinato comandado por el coronel Novelo en uno de sus varios ataques a Santa Cruz, en esa ocasión Manuel Nahuat no logró huir y cayó muerto.

El papel jugado por este personaje fue básico para el establecimiento de Santa Cruz como capital del territorio maya y de las bases para la conducción de un autogobierno maya que permitió al pueblo rebelde vivir al margen del gobierno mexicano hasta mayo de 1901. Fue hasta ese año que las fuerzas federales enviadas por el dictador Porfirio Díaz, luego de varios intentos, logró penetrar a la capital maya que con mucha anticipación había sido abandonada por los rebeldes que se refugiaron en la espesura de la selva, su protectora, desde la que siguieron resistiendo y hasta donde Porfirio Díaz intentó también llevar sus fuerzas de extermino.

Hoy, rememorando sus acciones libertarias y su probada lealtad al pueblo maya, rendimos homenaje a José María Barrera y a todos nuestros ancestros que junto a él supieron mantener en alto las banderas de la resistencia, la libertad y la autonomía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario